Cada cual




















Jugar.
Manifestar la esencia.
Llenarnos de puertas
de espacios
de líneas
de bordes
de pájaros que cerca anuncian
la concreción
de toda epifanía.
Cantar
amar el propio juego
el desfile de imágenes en la luz.
Amar la luz en toda grieta
en toda interrupción.
Entregar al aire
los hilos invisibles o dorados
los puentes
la transparencia
lo que conecta
un sentido con otro,
amar los escalones
las piedras brillantes
que indican
el camino a seguir.




Comentarios

Entradas populares de este blog

El aparecido

Big bang

Rapsodia constante