30 de octubre de 2014

Preguntas en la noche

Se prepara la vida?
se prepara el amor?
se prepara la felicidad?

tenemos que prepararnos
para la vida?
para el amor?
para la felicidad?

y si es así...
cómo seguir?

y sino?

y sino?



Hiperpresente















Fui arrojada
hasta el más acá.
El cielo está encendido.
Me saluda el material
el mínimo material
con el que está hecha cada cosa.
Me saludan los minúsculos movimientos
escondidos entre dos grandes acciones.
Me saluda lo que se continúa
de un árbol a otro
de una rama a otra
de una hoja a otra
de un átomo de vida a otro.
Me mantengo vertical
y me atraviesa el presente
con su cruz
con su canto de agua
con su canto de fuego.
Me saludan hombres y mujeres
que no me conocen
y me miran los ojos y me ven
y miro sus ojos y los veo.
Y así habla la esencia
y así danza la esencia
su danza perfecta
su danza silenciosa.
Y así me saluda la vida
con su grito vertical
y me atraviesa
y me despierta
y me canta.
Y hay un pequeño temblor
en cada coincidencia
en cada detalle
en las piezas que van encajando
en su forma adecuada
en su color necesario.
Y saludo a la vida
y saludo a lo que pasa
a lo que cambia
a lo que debe partir.
Y agradezco con ojos
que de tan abiertos
parecen cerrados.



26 de octubre de 2014

Palabras. Siempre.



















(a los silenciosos, a los descreídos)

Con palabras nos salvaremos
entre palabras respiraremos
con palabras reclamaremos
con palabras enseñaremos
con palabras aprenderemos
bajo palabras nos cubriremos
entre palabras nos reconoceremos
entre palabras esperaremos
con palabras amaremos
con palabras creeremos
entre palabras resistiremos
entre palabras renaceremos
con palabras protegeremos
con palabras nos encontraremos
entre palabras soñaremos
entre palabras nos perderemos
con palabras crearemos
con palabras recordaremos
con palabras ayudaremos
entre palabras imaginaremos
entre palabras comeremos.

Con palabras recordaremos
una vieja enseñanza
un cuento de abuela
una historia de nuestra tierra
con palabras traeremos luz
haremos el puente
el camino.

Con palabras señalamos la vida
preguntamos y repreguntamos
para volver a creer
para volver a salvar.
Con palabras señalamos la vida y el amor
aunque también exista un mundo de ojos
y sonidos
y energía.

Con palabras construiremos
con palabras nos acercaremos
nos enseñaremos
nos salvaremos.
Con palabras y más palabras.
Porque lo que no se dice
no es
no llega a vivir
no conoce la luz ni el aire.

Por eso las palabras, querido hermano
por eso.




Foto y poesía por Cande

24 de octubre de 2014

Entonces





















Entonces todo esto,
todo lo que nos queda por hacer,
todo lo que veremos acercándose,
toda alegría
todo lamento
toda forma nueva creciendo en nuestras manos.
Los labios del intento
bajo el querido sol
La saliva de toda la rabia,
de todo lo que queda por sufrir
de todo lo que queda por amar.
Cierro los ojos.
Estamos temblando juntos
aunque no lo sepamos
aunque las fronteras parezcan todo lo que hay
todo lo que existe
aunque a veces no se sepa cómo
no se sepa cuando
aunque a veces no pueda concebir
cómo crece esta guerra
cómo corre la sangre
bajo el querido sol.
Estamos temblando juntos
en una misma lágrima,
envueltos en el pequeño himno
que se inventa nuestra esperanza
entre flores y preguntas.
Y tal vez cuanto más crezcan los días
cuanto más desnudos
cuanto más desprotegidos
más debamos abrazarnos,
resistir en el amor
sostenernos en el amor
cada vez más,
aunque estemos temblando de miedo y destrucción
cada vez más
el amor,
como territorio desde el cual ir y venir
como territorio donde reunirnos
sostenernos
aunque estemos temblando,
dentro de una misma lágrima
vos
yo
y cada hombre
y cada mujer
temblar juntos
en el amor.



Foto y Poesía por Candelita


23 de octubre de 2014

Apuntes para un final
























Aquí encantamos los caminos.
Hicimos de la sed
del hambre
un mismo territorio.
Desde lejos, sí
los gestos se parecen,
la danza animal
parece provenir de un mismo enjambre
de un mismo montón
de un único paisaje donde acumulamos toda la miseria.
Miro para no decir
o escribo para sostenerme en una palabra
en un intento.
Desde lejos, sí
mi cuerpo se parece a otros cuerpos
que se reconocen
como perros huérfanos
lamiendo algún final.
En lo cercano
en lo pequeño
estamos fragmentados
somos piezas mudas
esparcidas en un gran jardín.
Y por momentos parece
que tampoco el amor bastará,
que tampoco bastará un niño sujetándose a tu pollera
para trepar a tus brazos
para saber cómo se ve el mundo desde lo alto
cómo es sentir que el cielo
esté un poco más cerca.
Tal vez alguien mire de lejos
y lo pequeño no sea tan pequeño
como esta rosa de fuego
encendida para salvar cualquiera de tus noches
o gritar desde un puente
y sin saber por qué
que todo
todo esto tiene un sentido
y no entender
pero gritar igual,
pero encender flores en lo cercano
en lo que queda,
para salvar en lo pequeño
para alimentar la tierra con la que se sueña,
para mirar de lejos algún día
y saber que lo que parece unido
está en lo pequeño, en lo cercano
también unido.



Poesía por Candelita
Pintura: Alistar Valadez




22 de octubre de 2014

Apuntes para desandar caminos o para el fin de una especie















Negar
toda autoridad.
Negar toda premisa que
salga de la boca de otro.
Allá
bien adentro
en las profundidades de tu ser
(un par de pasos
más allá del vacío)
hay un maestro
sin traje
ni pizarrón
sin tizas ni palabras.
Allá bien adentro
hay un maestro
reclamando sin decir
reclamando tu presencia
en un bosque de silencio.
Allá
más allá del primer vacío
y del segundo
atrás de las apariencias
de tu querido holograma
de tu cascarita
de tu máscara hueca
hay un maestro,
que te ama a pesar de tu idiotez
a pesar de tus trampas
de tus excusas,
un maestro que no necesita
nombrarse a sí mismo
ni andar enrollado a una bandera.
Descubrirlo uno por uno
uno en uno
es la misión-revolución.
Tal vez ese sea
el fin de esta especie
o el retorno a la unidad original
o la forma de multiplicar el amor
o reducirlo a una misma forma completa
eterna
que habite en una legión encantada
en un bosquecito anárquico
suspendido
en
la
galaxia.



Poesía y foto por Candelita



Ardillas políticas o apuntes para desandar caminos























Toda
escritura
es
política.
Somos
monos.
Olvidamos cual era
el alimento original.
Sin embargo
no olvidamos
jugar a la ley del más fuerte,
con autos o palabras,
diciendo u omitiendo.
Damos de comer al ego
y hasta
le construimos una casa
a su medida
que de vez en cuando
recordamos que es nuestro cuerpo.
El cuerpo que dice
muestra
y agita entre sus órganos
una voz mil voces
y oprime entre sus órganos
una voz mil voces y
dice dice dice
con una boca venenosa
tantas cosas
que luego el cuerpo no hace.
Decir y hacer
nunca van de la mano.
El alimento que olvidamos
pasa a ser completado con otra cosa,
con un vientito sutil
que va calando
y te marca una dirección a tientas
a espaldas de tu ser
alejado de tu cuerpo-casa
de tu casa-planeta.
Ahí estás
trepado a un árbol lleno de ramas
corrompidas
que
no saben hacia donde crecer
y se preguntan
qué es el mal qué es el bien
quién manda,
quién dice que tiene el poder
y quién lo tiene realmente.



Poesía por Candelita
Foto: Tam Naymark



21 de octubre de 2014

Personajear





















Me divierto
jugando a ser lo que no soy
jugando a que te creas que te escribo a vos
cuando sabrás que todo todo esto
es puro invento.
Me divierto yendo y viniendo
por la humedad de las palabras
por su incapacidad de volverse carne
de volverse cosa.
Me divierte saberte
junto a una ventana
con una taza en la mano
y pensando en lo que aún no es
y atrapado entre dos palabras.
Me divierte encontrarte por casualidad
abajo de alguna palabra malherida
descosida y cabizbaja,
me divierte enredarte en mis palabras
en la vanidad de mis palabras
que creen decir
que creen juzgar
que creen condenar.
Me divierte también y por momentos
desnudarte entre dos palabras
que compiten
o se comen una a otra las vocales
o se cambian sus zapatos y
nos miran
sentaditas en los labios y a punto de.
Y nos miran amándonos
sin dejarlas llegar hasta nosotros.



20 de octubre de 2014

No, no es un poema para vos.

















Me cansé de tu bla bla bla
de mi bla ble bli
de tanto tanto
que pasar cerca de una palabra ya me agota,
me agota tu hacer de cuenta qué
mi hacerte creer que nada nada nada.
Me hartó el lenguaje que tortura impide castra
me cansaron las palabritas indecisas
las torres, los kilos de palabras para decirnos nada nada nada,
para pobrar que el amor es tal o cual cosa.
No, señor, el amor se agotó también
se tiró de un precipicio exhausto de tanto absurdo
se tiró con moño y todo
con sus pantuflas y su vértigo,
se tragó su sed
se arrancó los ojos y los dejó junto a tu puerta
para mirarte de cerca
para seguir tu huella de pinocho sin corazón
de marioneta vagabunda,
se puso un trajecito claramente a rayas
claramente estropeado
y se arrojó desde lo alto
allá donde no llegan las palabras
para dejarnos esto
para dejarnos nada nada nada.


Poema: Candelita
Foto: donada web




18 de octubre de 2014

Carta a una madre














a Silvia

Cómo se le escribe a una madre.
Cómo hacer para recordar
cada día
que estoy latiendo
gracias a vos.
Cómo recordar en cada paso
un amor tan grande
un amor que se mantiene de pie
pese a toda pena
pese a toda alegría
pese a todo paisaje.
Cómo se le escribe a una madre
cómo se le regala la palabra gracias
llenando esa palabra con otras palabras dentro
con una vida a la par de su vida
donde aprender crecer perdonar.
Con una vida llena de ojos
que sostuvieron mi camino
mi torpe camino dibujado.
Cómo se le cuenta a una madre
que su hija aún no aprendió a dibujar
y hace borrones y vuelve a empezar
y vuelve a intentar un dibujo con manos de niña grande.
Cómo será, querida madre, ser madre
de dónde sacaré tanto amor,
cómo podré cuidar de otro
si apenas puedo con mi propia vida.
Cómo se hace, mamá?
de dónde salen las fuerzas
de dónde sale el amor?
Podré dibujar alguna vez algún dibujo
sin deshacerlo?
Siempre creí que antes de ser madre
debería aprender muchas cosas primero,
pero aún no las aprendí,
aún no sé cómo podría mirar
cómo podría sentir dentro
otra vida en mi vida
otro corazón cerca de mi corazón.
Sólo te dejo estas palabras
tan torpes
tan agradecidas
porque aunque no sepa cómo será ser madre
me maravillo ante el milagro de esta vida
aunque no entienda, mamá
aunque no entienda este mundo,
agradezco la vida
me arrodillo ante mi propia vida y ante tu amor
y te agradezco
siempre
y cada vez.

tu hija Cande



17 de octubre de 2014

14 de octubre de 2014

Primavera out
















Fin del oscuro encantamiento.
Ahora tengo que mirar en el agua,
intentar volverme una en el reflejo.
Empezar por los dedos, las uñas
las pestañas la sed
a redescubrirme
a escuchar quién soy,
quien soy para mí.
A mirar cómo cae la luz
en el hueco entre mis dedos
entre un silencio y otro.
A mirar cómo rebota el corazón
entre formas desconocidas
entre bocas hambrientas.
A defender el brote de hierba
que me sale de los ojos.
A buscarte
percibirte
reclamarte en el viento
aunque parezca que no es necesario.
Así, el amor
como territorio donde preservar lo puro,
como estrella señalada por invisibles pájaros.


Poesía / Foto por Candelita


11 de octubre de 2014

10 de octubre de 2014



























La señora que
se viste para enseñar
en un salón sucio y frío
no nos enseñó
qué es el amor
qué es la vida.
No se puso ni un ratito
en nuestros ojos
en nuestro hambre
en nuestro silencio.
La señora que se viste
para enseñar
tal vez tampoco sepa
para sí misma
tantas cosas
tal vez sólo esté en
un salón frío y sucio
porque esa sea su manera de sobrevivir.
Ni ella ni otros como ella
nos enseñaron
a mirar adentro
lo que dice el cuerpo
lo que dice el corazón
ni a resolver la tarea de existir.
Pero no la culpo
porque no creo que sea culpar
la respuesta que busco,
porque en el fondo
siento un poco de pena
por los señores y señoras
que se visten todos los días
para mentir o callar,
por los señores y señoras
que no se pusieron a pensar para sí mismos
en qué creen
qué es lo necesario.
Tal vez no todos puedan elegir
porque el trabajo aliena
y pudre cabeza y corazón
y no queda ni un ratito
para ser curiosos
y dudar
dudar
dudar.


Foto / Poesía por Candelita

Feibuk



























No me des tu me gusta.
No me celes por feibuk.
No controles si él
si ayer
si cuando.
No me persigas por feibuk
no me des tu me gusta
que nada dice
que nada señala.
Si quieres quererme
nos gustaremos en la vida
nos celaremos en el aire
nos comeremos los ojos
fuera de una foto
fuera de una pantalla.
No me des tu me gusta
no marques territorio,
no muestres a otros que te gusta lo que me gusta,
no importa no interesa,
me alcanza con salir a la calle
y encontrarte
y comernos los ojos
y gustarnos sin teclas
sin territorio.


Foto / Poesía por Candelita



DesPertar Es

El límite de tu ser. Ahí donde está todo resuelto o todo prohibido o todo intentado. Ahí donde está tu fuerza tu última juga...