8 de diciembre de 2014

Fronteras

























Un artista no tiene patria.
Su patria es el mundo.
Su familia son todos los que miran
todos los que oyen
todos los que cantan, leen y bailan con él.
Un artista es un soñador
que desafía el límite
ordenado y prolijo que dicta la sociedad,
la sociedad, la misma que lo aplaude
lo castiga
lo encierra
lo esconde.
Un artista es un pájaro con conciencia de ser,
con viento en los ojos
con espadas de amor letal
con ojos que se quedan en los otros
para siempre,
con palabras y gestos
que se quedan en los otros para siempre.
En su madeja de hilos
surgidos del gran cielo
el artista trama su magia,
a veces en las palmas de los otros
a veces de espaldas al mundo.
Entra y sale de su circo
sólo parar respirar,
sólo para recordarse cada tanto
que también come ama y camina.
Después sigue sediento
atolondrado por hacer pie en la trama infinita,
por dejarles a los otros
noticias del gran cielo
fórmulas para sonreir
y alas para entender que no hay sitio
más preciado
que el que puede surgir
sólo en total libertad
sólo cerca del corazón.
Ese lugar que antes no existía
donde ahora puede vivir quien quiera
sin límite, sin bandera,
sin oriente y occidente,
un mismo lugar
que el artista abre como un reino sagrado
como una tierra de nadie y de todos,
labrado con hilos de su amor,
con sus dientes y sus manos sangrando
sobre hilos surgidos del gran cielo
sobre diamantes surgidos de su amor.


Foto / Poesía por Cande Rivero
Modelo: Marina Reynoso


17 de noviembre de 2014


Dónde el mar.
Dónde dios.
Dónde la insoportable levedad
de no ser
o ser, de espaldas a este mundo.




14 de noviembre de 2014

" Seamos libres lo demás no importa nada"




















No sé si soy libre.
No sé qué es la libertad.
Tengo los puños atados
a mi mente dictando estas palabras.
Tengo los pies fríos
de tanta razón.
No sé a dónde puedo ir.
No sé si alejarse
es una opción.
No sé qué tanto se puede elegir.
Caminar. Escribir. Hablar.
Todas estas trampas hacia dentro.
Todo este sendero en espiral.
No sé si puedo elegir estár acá
o estar por fuera de todo esto.
Lo real se deshace se corrompe
se mezcla con el humo
con la furia
con la sangre.
No sé si me detengo
o si ya estoy yendo hasta vos
con mis palabras.
No sé quien escribe.

Foto / Poesía por Cande
Título: José de San Martín


8 de noviembre de 2014

Mitades



















Trazo una línea vertical.
A un lado la ciudad
al otro lado un jardín.
A un lado el salto
al otro lado la huella invisible.

Entonces intento
dividir el cielo
dejar acá algunos pájaros,
llevarme otros.

Entonces intento
dividir también la luz
dejar un poco acá
y llevarme otro poco a viajar.

Entonces intento dividir la risa
en dos mitades iguales,
dividir el tiempo
en dos mitades iguales,
dividir mi día en dos
y darte a elegir una mitad

y después despedirte
y volver cada tanto
a saltear el tapial
para escuchar
como canta tu corazón
al otro lado de todo.


Foto / Poesía por Cande








5 de noviembre de 2014

Jalowin o el revés de la calabaza


























Los pibes están
festejando jalowin.
Lo aprendieron en la tele
mientras sus madres
hervían una calabaza para la cena.
Los pibes van al cine
y piden palomitas de maiz
porque lo aprendieron en la tele
mientras sus madres
cocinaban polenta para la cena.
Los pibes están repitiendo
lo que sale de una pantalla
mientras sus madres
que se sienten cocineras natas
fregadoras natas
preparan un plato vacío
un silencio feroz
que no saben cómo comer
cómo tapar,
junto a sus hijos
que reclaman sueños
de otras latitudes.



Foto / Poesía por Cande



Liberté


























Tuve un intersticio sagrado
en el que detener el tiempo
y filtrarme y correrme
y desdibujar el círculo viciado.
Tuve un poco de luz entre las manos
entonces detuve la marcha
y miré alrededor.
Los amigos tienen sus cabezas
bajo tierra
como un avestruz.
Los amigos no pueden mirar el sol
ni pensar
ni tener un intersticio en la realidad
para ir y venir por calles o ideas.
Los amigos como tantos otros
están siendo explotados en oficinas y fábricas
en cajas de supermercados
o construyendo ladrillo a ladrillo una casa que no habitarán.
Yo tuve y agradezco
un intersticio sagrado
para mirar alrededor
y calzarme la palabra libertad
y sentirme sola
porque era un lugar deshabitado prohibido
porque ni mis amigos ni tantos otros y otras
pueden elegir casi nada
o nada
porque no pueden pensar en que la libertad
puede ser algo más que una palabra.
Yo anduve en mi libertad anduve sola
y quise llamar a mis amigos
pero ellos estaban sin poder pensar
sin poder sentir.
Yo quise sacar sus cabezas
que estaban bajo tierra
para que les dé el sol
para poder pensar juntos otro mundo.
Pero mis amigos como tantos otros y otras
tenían que comer y dormir
y levantarse temprano
a tallar la libertad ajena.


Foto / Poesía por Cande





3 de noviembre de 2014

Respuestas finales / muñecas prolijas


















Caen las últimas gotas
de la última lluvia
de este año que se va.
Abro la ventana
para encontrar todas las imágenes
amontonadas en la mirada.
Camino desnuda y sin peso
sin necesidad
de dar explicaciones
ni al más cuerdo ni al más loco.
Cruzan el balconcito minúsculo
algunos pájaros
algunos silencios
algunos huecos de realidad
por los que bajo y vuelvo a trepar.
Caen las últimas señales
del tiempo entendido como
tantos días
como paquetito de días y noches que se escurren.
Abro la ventana para encontrar
todas las respuestas
que fui acomodando en estantes
como bellas muñecas de porcelana
que fueron ganando su lugar
en tardes sin paraguas
en noches sin revés.
Camino despacito
en el filo de la luna
en la ventana que da al frío
en la ventana que da a unos pájaros,
mientras las muñecas miran
y me sonríen satisfechas
y las alimento una a una
con las gotas de esta lluvia que se va.



Poesía por Candelita
Foto: web




ESPEJO LUNA LUNA ESPEJO































Hablo hablo hablan hablan
hablamos de
qué es
el afuera
qué es
el adentro
de
donde donde
estamos
de
qué es
qué es todo esto.
Sueño atravesado
por el latido de toda mi especie.
Realidad partida a pedazos
pequeños espejos cayendo
entre toda la sangre.
Hablo hablo hablo
desangrándome
y te escucho
ir y venir
por pequeños espejos
por los dientes ocultos
por las sonrisas de nuestro niños
las sonrisas dormidas
cayendo
cayendo
en pedacitos
entre escombros de espejos
hablo
entre escombros de patria
te escucho.
Hablan hablan
de
lo que dejamos
de
lo que se viene
de un país partido en pedacitos
de espejos sin sonrisas
de las dos caras agrias de este sueño
hablo hablo
de las dos caras sangrantes de esta luna.

Foto / Poesía por Cande


1 de noviembre de 2014

Formas de un poema naciendo

























El poema que al concluir

se lleve todo en su viento.

Y nos deje preguntas


sólo preguntas.


____________________________________

































Pido reir.
Expandir el límite de nuestro entendimiento.
Pido volar.
Acurrucada en los límites de mi piel
pido volar.



Foto / Poesía por Cande







Hombre Nombre
























No está mi alma

tan ciega 

tan enferma.

No cosí por casualidad


tu nombre

en mi vestido de hojas.




Foto / poesía: Cande



versión


























Doy un paso
entre vos y la nada
y todo parece
un día nublado
hilos de una misma cosa indescifrable
una serpiente de agua
que se enrosca en tu cuello
en mi cuello.

Doy un paso
y a veces entrás o salís
desde la nada hacia la nada
desde las nubes hacia las nubes.
A veces sos
más esto o
más aquello.

A veces
voy la nada y yo
estamos
demasiado distraídos
como para entender los límites
como para ver más allá
de lo que somos
y a la vez
seguir respirando
seguir comiendo una manzana
mientras bombardean
palestina
o nuestros corazones
con armas o palabras.

Doy un paso
y a veces
llego a vos,
entonces entiendo que no hay nada ahí,
que lo vacío y lo completo
son ilusiones,
que mientras creo haber llegado
vos ya estás lejos,
comiendo tu manzana en un rincón del mundo.

Entonces creo
que para llegar yo misma
hasta mí misma
tal vez deba antes
dejarme atravesar por otro,
aunque a veces no entienda,
aunque todo el dolor del otro
parezca mi dolor.

Tal vez deba antes
dejarme interrumpir por otro
estaquearme
bombardearme y aturdirme por otro
y dejarme invadir o llenar,
o celebrar dentro de mi cuerpo
una fiesta que no es mía.

Y sólo así,
y sólo después,
lograr quedarme lejos.

Y sólo así dar un paso
para quedarme
donde me corresponda,



Poesía: Cande
Foto: Melisa Rodriguez



30 de octubre de 2014

Preguntas en la noche

Se prepara la vida?
se prepara el amor?
se prepara la felicidad?

tenemos que prepararnos
para la vida?
para el amor?
para la felicidad?

y si es así...
cómo seguir?

y sino?

y sino?



Hiperpresente















Fui arrojada
hasta el más acá.
El cielo está encendido.
Me saluda el material
el mínimo material
con el que está hecha cada cosa.
Me saludan los minúsculos movimientos
escondidos entre dos grandes acciones.
Me saluda lo que se continúa
de un árbol a otro
de una rama a otra
de una hoja a otra
de un átomo de vida a otro.
Me mantengo vertical
y me atraviesa el presente
con su cruz
con su canto de agua
con su canto de fuego.
Me saludan hombres y mujeres
que no me conocen
y me miran los ojos y me ven
y miro sus ojos y los veo.
Y así habla la esencia
y así danza la esencia
su danza perfecta
su danza silenciosa.
Y así me saluda la vida
con su grito vertical
y me atraviesa
y me despierta
y me canta.
Y hay un pequeño temblor
en cada coincidencia
en cada detalle
en las piezas que van encajando
en su forma adecuada
en su color necesario.
Y saludo a la vida
y saludo a lo que pasa
a lo que cambia
a lo que debe partir.
Y agradezco con ojos
que de tan abiertos
parecen cerrados.



26 de octubre de 2014

Palabras. Siempre.



















(a los silenciosos, a los descreídos)

Con palabras nos salvaremos
entre palabras respiraremos
con palabras reclamaremos
con palabras enseñaremos
con palabras aprenderemos
bajo palabras nos cubriremos
entre palabras nos reconoceremos
entre palabras esperaremos
con palabras amaremos
con palabras creeremos
entre palabras resistiremos
entre palabras renaceremos
con palabras protegeremos
con palabras nos encontraremos
entre palabras soñaremos
entre palabras nos perderemos
con palabras crearemos
con palabras recordaremos
con palabras ayudaremos
entre palabras imaginaremos
entre palabras comeremos.

Con palabras recordaremos
una vieja enseñanza
un cuento de abuela
una historia de nuestra tierra
con palabras traeremos luz
haremos el puente
el camino.

Con palabras señalamos la vida
preguntamos y repreguntamos
para volver a creer
para volver a salvar.
Con palabras señalamos la vida y el amor
aunque también exista un mundo de ojos
y sonidos
y energía.

Con palabras construiremos
con palabras nos acercaremos
nos enseñaremos
nos salvaremos.
Con palabras y más palabras.
Porque lo que no se dice
no es
no llega a vivir
no conoce la luz ni el aire.

Por eso las palabras, querido hermano
por eso.




Foto y poesía por Cande

24 de octubre de 2014

Entonces





















Entonces todo esto,
todo lo que nos queda por hacer,
todo lo que veremos acercándose,
toda alegría
todo lamento
toda forma nueva creciendo en nuestras manos.
Los labios del intento
bajo el querido sol
La saliva de toda la rabia,
de todo lo que queda por sufrir
de todo lo que queda por amar.
Cierro los ojos.
Estamos temblando juntos
aunque no lo sepamos
aunque las fronteras parezcan todo lo que hay
todo lo que existe
aunque a veces no se sepa cómo
no se sepa cuando
aunque a veces no pueda concebir
cómo crece esta guerra
cómo corre la sangre
bajo el querido sol.
Estamos temblando juntos
en una misma lágrima,
envueltos en el pequeño himno
que se inventa nuestra esperanza
entre flores y preguntas.
Y tal vez cuanto más crezcan los días
cuanto más desnudos
cuanto más desprotegidos
más debamos abrazarnos,
resistir en el amor
sostenernos en el amor
cada vez más,
aunque estemos temblando de miedo y destrucción
cada vez más
el amor,
como territorio desde el cual ir y venir
como territorio donde reunirnos
sostenernos
aunque estemos temblando,
dentro de una misma lágrima
vos
yo
y cada hombre
y cada mujer
temblar juntos
en el amor.



Foto y Poesía por Candelita


23 de octubre de 2014

Apuntes para un final
























Aquí encantamos los caminos.
Hicimos de la sed
del hambre
un mismo territorio.
Desde lejos, sí
los gestos se parecen,
la danza animal
parece provenir de un mismo enjambre
de un mismo montón
de un único paisaje donde acumulamos toda la miseria.
Miro para no decir
o escribo para sostenerme en una palabra
en un intento.
Desde lejos, sí
mi cuerpo se parece a otros cuerpos
que se reconocen
como perros huérfanos
lamiendo algún final.
En lo cercano
en lo pequeño
estamos fragmentados
somos piezas mudas
esparcidas en un gran jardín.
Y por momentos parece
que tampoco el amor bastará,
que tampoco bastará un niño sujetándose a tu pollera
para trepar a tus brazos
para saber cómo se ve el mundo desde lo alto
cómo es sentir que el cielo
esté un poco más cerca.
Tal vez alguien mire de lejos
y lo pequeño no sea tan pequeño
como esta rosa de fuego
encendida para salvar cualquiera de tus noches
o gritar desde un puente
y sin saber por qué
que todo
todo esto tiene un sentido
y no entender
pero gritar igual,
pero encender flores en lo cercano
en lo que queda,
para salvar en lo pequeño
para alimentar la tierra con la que se sueña,
para mirar de lejos algún día
y saber que lo que parece unido
está en lo pequeño, en lo cercano
también unido.



Poesía por Candelita
Pintura: Alistar Valadez




22 de octubre de 2014

Apuntes para desandar caminos o para el fin de una especie















Negar
toda autoridad.
Negar toda premisa que
salga de la boca de otro.
Allá
bien adentro
en las profundidades de tu ser
(un par de pasos
más allá del vacío)
hay un maestro
sin traje
ni pizarrón
sin tizas ni palabras.
Allá bien adentro
hay un maestro
reclamando sin decir
reclamando tu presencia
en un bosque de silencio.
Allá
más allá del primer vacío
y del segundo
atrás de las apariencias
de tu querido holograma
de tu cascarita
de tu máscara hueca
hay un maestro,
que te ama a pesar de tu idiotez
a pesar de tus trampas
de tus excusas,
un maestro que no necesita
nombrarse a sí mismo
ni andar enrollado a una bandera.
Descubrirlo uno por uno
uno en uno
es la misión-revolución.
Tal vez ese sea
el fin de esta especie
o el retorno a la unidad original
o la forma de multiplicar el amor
o reducirlo a una misma forma completa
eterna
que habite en una legión encantada
en un bosquecito anárquico
suspendido
en
la
galaxia.



Poesía y foto por Candelita



Ardillas políticas o apuntes para desandar caminos























Toda
escritura
es
política.
Somos
monos.
Olvidamos cual era
el alimento original.
Sin embargo
no olvidamos
jugar a la ley del más fuerte,
con autos o palabras,
diciendo u omitiendo.
Damos de comer al ego
y hasta
le construimos una casa
a su medida
que de vez en cuando
recordamos que es nuestro cuerpo.
El cuerpo que dice
muestra
y agita entre sus órganos
una voz mil voces
y oprime entre sus órganos
una voz mil voces y
dice dice dice
con una boca venenosa
tantas cosas
que luego el cuerpo no hace.
Decir y hacer
nunca van de la mano.
El alimento que olvidamos
pasa a ser completado con otra cosa,
con un vientito sutil
que va calando
y te marca una dirección a tientas
a espaldas de tu ser
alejado de tu cuerpo-casa
de tu casa-planeta.
Ahí estás
trepado a un árbol lleno de ramas
corrompidas
que
no saben hacia donde crecer
y se preguntan
qué es el mal qué es el bien
quién manda,
quién dice que tiene el poder
y quién lo tiene realmente.



Poesía por Candelita
Foto: Tam Naymark



21 de octubre de 2014

Personajear





















Me divierto
jugando a ser lo que no soy
jugando a que te creas que te escribo a vos
cuando sabrás que todo todo esto
es puro invento.
Me divierto yendo y viniendo
por la humedad de las palabras
por su incapacidad de volverse carne
de volverse cosa.
Me divierte saberte
junto a una ventana
con una taza en la mano
y pensando en lo que aún no es
y atrapado entre dos palabras.
Me divierte encontrarte por casualidad
abajo de alguna palabra malherida
descosida y cabizbaja,
me divierte enredarte en mis palabras
en la vanidad de mis palabras
que creen decir
que creen juzgar
que creen condenar.
Me divierte también y por momentos
desnudarte entre dos palabras
que compiten
o se comen una a otra las vocales
o se cambian sus zapatos y
nos miran
sentaditas en los labios y a punto de.
Y nos miran amándonos
sin dejarlas llegar hasta nosotros.



20 de octubre de 2014

No, no es un poema para vos.

















Me cansé de tu bla bla bla
de mi bla ble bli
de tanto tanto
que pasar cerca de una palabra ya me agota,
me agota tu hacer de cuenta qué
mi hacerte creer que nada nada nada.
Me hartó el lenguaje que tortura impide castra
me cansaron las palabritas indecisas
las torres, los kilos de palabras para decirnos nada nada nada,
para pobrar que el amor es tal o cual cosa.
No, señor, el amor se agotó también
se tiró de un precipicio exhausto de tanto absurdo
se tiró con moño y todo
con sus pantuflas y su vértigo,
se tragó su sed
se arrancó los ojos y los dejó junto a tu puerta
para mirarte de cerca
para seguir tu huella de pinocho sin corazón
de marioneta vagabunda,
se puso un trajecito claramente a rayas
claramente estropeado
y se arrojó desde lo alto
allá donde no llegan las palabras
para dejarnos esto
para dejarnos nada nada nada.


Poema: Candelita
Foto: donada web




18 de octubre de 2014

Carta a una madre














a Silvia

Cómo se le escribe a una madre.
Cómo hacer para recordar
cada día
que estoy latiendo
gracias a vos.
Cómo recordar en cada paso
un amor tan grande
un amor que se mantiene de pie
pese a toda pena
pese a toda alegría
pese a todo paisaje.
Cómo se le escribe a una madre
cómo se le regala la palabra gracias
llenando esa palabra con otras palabras dentro
con una vida a la par de su vida
donde aprender crecer perdonar.
Con una vida llena de ojos
que sostuvieron mi camino
mi torpe camino dibujado.
Cómo se le cuenta a una madre
que su hija aún no aprendió a dibujar
y hace borrones y vuelve a empezar
y vuelve a intentar un dibujo con manos de niña grande.
Cómo será, querida madre, ser madre
de dónde sacaré tanto amor,
cómo podré cuidar de otro
si apenas puedo con mi propia vida.
Cómo se hace, mamá?
de dónde salen las fuerzas
de dónde sale el amor?
Podré dibujar alguna vez algún dibujo
sin deshacerlo?
Siempre creí que antes de ser madre
debería aprender muchas cosas primero,
pero aún no las aprendí,
aún no sé cómo podría mirar
cómo podría sentir dentro
otra vida en mi vida
otro corazón cerca de mi corazón.
Sólo te dejo estas palabras
tan torpes
tan agradecidas
porque aunque no sepa cómo será ser madre
me maravillo ante el milagro de esta vida
aunque no entienda, mamá
aunque no entienda este mundo,
agradezco la vida
me arrodillo ante mi propia vida y ante tu amor
y te agradezco
siempre
y cada vez.

tu hija Cande



17 de octubre de 2014

14 de octubre de 2014

Primavera out
















Fin del oscuro encantamiento.
Ahora tengo que mirar en el agua,
intentar volverme una en el reflejo.
Empezar por los dedos, las uñas
las pestañas la sed
a redescubrirme
a escuchar quién soy,
quien soy para mí.
A mirar cómo cae la luz
en el hueco entre mis dedos
entre un silencio y otro.
A mirar cómo rebota el corazón
entre formas desconocidas
entre bocas hambrientas.
A defender el brote de hierba
que me sale de los ojos.
A buscarte
percibirte
reclamarte en el viento
aunque parezca que no es necesario.
Así, el amor
como territorio donde preservar lo puro,
como estrella señalada por invisibles pájaros.


Poesía / Foto por Candelita


11 de octubre de 2014

10 de octubre de 2014



























La señora que
se viste para enseñar
en un salón sucio y frío
no nos enseñó
qué es el amor
qué es la vida.
No se puso ni un ratito
en nuestros ojos
en nuestro hambre
en nuestro silencio.
La señora que se viste
para enseñar
tal vez tampoco sepa
para sí misma
tantas cosas
tal vez sólo esté en
un salón frío y sucio
porque esa sea su manera de sobrevivir.
Ni ella ni otros como ella
nos enseñaron
a mirar adentro
lo que dice el cuerpo
lo que dice el corazón
ni a resolver la tarea de existir.
Pero no la culpo
porque no creo que sea culpar
la respuesta que busco,
porque en el fondo
siento un poco de pena
por los señores y señoras
que se visten todos los días
para mentir o callar,
por los señores y señoras
que no se pusieron a pensar para sí mismos
en qué creen
qué es lo necesario.
Tal vez no todos puedan elegir
porque el trabajo aliena
y pudre cabeza y corazón
y no queda ni un ratito
para ser curiosos
y dudar
dudar
dudar.


Foto / Poesía por Candelita

Feibuk



























No me des tu me gusta.
No me celes por feibuk.
No controles si él
si ayer
si cuando.
No me persigas por feibuk
no me des tu me gusta
que nada dice
que nada señala.
Si quieres quererme
nos gustaremos en la vida
nos celaremos en el aire
nos comeremos los ojos
fuera de una foto
fuera de una pantalla.
No me des tu me gusta
no marques territorio,
no muestres a otros que te gusta lo que me gusta,
no importa no interesa,
me alcanza con salir a la calle
y encontrarte
y comernos los ojos
y gustarnos sin teclas
sin territorio.


Foto / Poesía por Candelita



30 de septiembre de 2014

Yendo desde el limbo hacia la ciudad prometida
















No me llevaré a viajar
ti tus palabras ni tu silencio
ni lo que hay antes
de cada palabra 
de cada silencio
ni lo que hay después.
Ya no el amor como un péndulo
entre promesa y herida.
No me llevaré los intentos
ni lo que hay entre
dos palabras que se parecen
dos silencios que se parecen
dos cuerpos que se parecen.
Ya no el amor
como armadura
ni como espejismo
mejor dicho
ya no las formas quietas que dicen ser amor
las formas cobardes que dicen ser amor
las formas muertas entre tu nombre y mi nombre.
No me llevaré a viajar
nada de lo que haya sido pronunciado en nombre del amor
nada que haya hecho del amor
una alfombra donde esconder el miedo
una cementerio donde sepultar el miedo
una boca que crece hacia dentro 
donde el miedo creció como una hiedra
hasta poblarlo todo.
Verás que me voy liviana.
Verás que me voy vacía.
Y dice una voz en mi sueño en mi corazón estropeado
que así debe ser.




Poesía: Candelita   Foto: Meli Rodriguez








Ceremonia muda




























Haré silencio.
Por mí.
Por vos.
Por todas las formas del engaño.
Por las banderas que sangran.
Por los árboles que no vuelven.
Haré silencio por tu cruz.
Haré silencio
lo prometo
y dejaré que las palabras
crezcan solas,
sin el peso letal que le dieron mis dedos
sin el peso letal de mi pensamiento.
Haré silencio
y me quedaré atrás
junto a barcos y puentes
junto a siestas
que ya son islas abandonadas.
Y me quedaré en silencio
caminando desnuda en mi propio laberinto
en el baldío sin pájaros
en el cielo y en el perfume
de las pequeñas muertes.
Junto a cosas que no pueden
ni salvarse
ni ordenarse en estantes
ni volverse a mirar.


Foto / Poesía por Cande Rivero



26 de septiembre de 2014

Poema destruido o indicios de un apocalipsis inminente























Me horroriza
la manera en que
apilamos ego sobre ego
como una montañita de arena
que se empeña en alcanzar las nubes.

Pero si
estamos hechos de la misma materia,
pero si
un beso de los astros
nos dio vida.

Pregunto horrorizada:
para qué untar la piel con una bandera
con un nombre
con una forma fija.
Para qué la crucificación cotidiana,
constante,
de unos contra otros,
nombre contra nombre.

Para qué señalar en lo alto
la idea de la verdad si
la verdad no es una idea,
si ella es todo lo que hay
y no necesito señalarse,
si ella sabe muy bien completarse a sí misma.

Alguien canta una canción
para tapar el sonido de la guerra.

Algo habita
en ese lugar
que dejamos libre
que dejamos desierto
que dejamos morir.

Algo crece sin nosotros.

Yo empuño horrorizada
un arma que se vuelve poema
y miro el estampido de la tinta-sangre
sobre el fin de mi especie.



Foto y poesía por Cande Rivero




Primerísimo primer plano o semicrónicas para un apocalipsis inminente





















Pregunto si esto que hacemos
tendrá sentido
si esto en lo que creo
como plantar amar salvar
podrá reproducirse.
Pregunto qué tan lejos llegaran las alitas del militar
que tan hondo pisarán las botitas del militar.
Pregunto si esto que parece ir en una dirección
puede detenerse y saltar al carril opuesto
así como crecen flores silvestres en el cemento
así como el sueño es de alguna manera
una revolución cotidiana
donde se realiza lo prohibido
donde respira lo que no puede.
Pregunto qué quieren
qué buscan
los que esperan moda en mi poesía
tendencia en mi poesía,
adornos.
Me pregunto qué podemos decir
entre todos
que viaje en el tiempo
hacia lo que vendrá.
Sea desierto o sangre
Sea un regreso al silencio original.
Me pregunto por qué las pequeñas muertes
no nos enseñan
de una vez y para siempre
a ser amantes zen
a no buscar la quinta pata
a dejar latir el corazón entre las manos
frente a todo riesgo
latiendo adelante de toda furia
latiendo en un primerísimo primer plano
aunque atrás todo parezca destrucción.



Foto y poesía por Cande Rivero

25 de septiembre de 2014

Ángel o poesía a los ojos que me salvan





















Vamos.
Llamemos al ángel.
Que tal vez sea esta
la última oscuridad.
Vamos que las flores ya sangraron
ya se volvieron memoria
ya se unieron al sol.
Vamos que tal vez haya sonidos
que merezcan ser guardados dentro
como pequeñas piedras
ahí donde no hay continuidad,
ahí donde descansan
los finales
los principios,
o el cielo yendo cada vez hacia la tierra
a través de las palabras,
o la tierra yendo cada vez
hacia todo el cielo
hacia todo lo que parece detenido.
Vamos que el ángel
tiene huesos y corazón
y visita tu amor
como un espía
y llama a la puerta
una y otra vez
para reunirnos.
Vamos que el ángel llega
a besar tu día y sin preguntas.
Y tal vez sea el amor
todo lo que nos pertenezca.
Y tal vez miremos
esta vez
la marcha silenciosa
la batalla final
reconociendo al fin
lo verdadero.




Foto / Poesía por Candelita

 (a Leo, Meli, Marti, Fer, Gastón y Rodri)

19 de septiembre de 2014

Estación
















Ya no palabras.
Ya no intentos.
Ya no poner una cosa
en lugar de otra.
Ya no el juego
de vestirse o desnudarse.
Ya no más adornos
ni apariencias.
Sé que estás
en el viento que corre entre mis dedos.
Sé que estoy en tu latido.
Y es todo lo que hay
y es todo lo que importa.










Un poema en el fin del tiempo






















Cómo haré el poema
que sea tu alimento,
cómo haré el poema
en donde puedas dormir.
Cómo sostendré entre toda la guerra
una palabra sagrada
una palabra salida de otro mundo.
Cómo haré el poema
que planee junto al viento que destruye
que planee junto a las palabras que destruyen.
Cómo haré el poema
que merezca ser escrito cuando todo duela.






15 de septiembre de 2014

Chica Robot o apuntes para el fin de FB























Soy tu chica robot
dale nene
activame el corazón
haceme respirar un par de segundos
activame y decime cómo se siente
el odio de la humanidad
dale nene
que mientras tomás mate
voy a salir a saludar por la ventana
y ver la gente pasar
a dónde van?
a dónde van?
dale nene
decime qué se siente el fin del mundo
decime qué se siente respirar
decime qué se siente
tener un corazón
dale nene
que yo tengo un corazón a pila
una sonrisa de plástico
pero creo que entiendo tu dolor.


(a Adán)


(Obvio la foto no es mía, el poema sí)

Cande.









Todos quieren un gurú o apuntes para mandar a todo el mundo al carajo
















Todos quieren un gurú.
Todos quieren un ídolo de carne o mazapán.
Todos quieren un jefecito con traje militar
pero que parezca un semidios
pero que parezca un ángel
y que te encierre en su bolsa de naylon
en su burbuja brillante
y que no deje pasar el mal
y respire y ame por vos y piense por vos
y te dé cada tanto
una patadita en el orto
para recordarte que estás vivo
y que te hiciste adicto a la patadita
y que sin él
no sos nada
porque tal vez sea verdad
y dentro tuyo no haya nada.








14 de septiembre de 2014



























Te encuentro
cuando hago silencio.
Cuando permanezco en el corazón
y sólo en el corazón.



Foto / Poesía por Candelita


Apuntes para el fin del ruido


















Para llegar
tendré que hacer silencio.
Para vaciar el cielo
tendré que desandar lo construido.
Para amar
tendré que ser una misma cosa
junto al universo.
Sólo así
el viejo carrusel cesará su ritmo,
sólo así
la danza desenfrenada hallará su fin,
sólo así
las palabras serán dichas sólo para unir,
sólo así
entenderé lo que señalan
las manos invisibles.




Poesía / Foto por Candelita



Limpieza de hígado y corazón




























El hígado nos regula.
El pasado nos regula.
El ego nos regula.
El miedo nos regula.
El juicio nos regula.
Por eso
salva tu hígado y
sólo habrá presente.
El resto de cosas quedará fuera
porque no pertenecen a la vida,
no pertenecen a la verdadero.
Por eso,
por ridículo que suene,
salva tu hígado
y salvarás el amor.



Foto / Poesía por Candelita


"yo quise el fin y había más..."
















En lugar de quebrar las alas
volé.
En lugar de vaciar el cuerpo
me llené de sangre.
En lugar de deshabitarme
me refugié dentro.
En lugar de aquietarme
junté las partes y me volví una.
En lugar de amar la luz
amé también la sombra
y ahora andan conmigo
la noche y el día
como pétalos de un todo.
En lugar de fugarme
regresé a mi centro.
En lugar de esperarte
me encontré.
En lugar de necesitarte
me recorrí.
En lugar de dibujarte cerca
dibujé una despedida
y te mire ir.



Poesía / Foto por Candelita

13 de septiembre de 2014

Relámpago presente


















Si este filo
si este precipicio
si esta boca
si este relámpago
si esta mujer cosida al cielo
si este hombre que duerme bajo mis párpados
si este filo donde te espero
si este precipicio donde me busco
si esta boca que se duerme entre flores
si este relámpago que nos anuncia un silencio
si esta mujer que soy, cosida a mis recuerdos
si este hombre que camina bajo mis párpados
si esto es lo real
si esto se queda acá
y se hace eterno
y desenvuelvo cantando el hilo que marca el abismo
y desenvuelvo gritando en la noche
una estrella que señale lo verdadero
y desenvuelvo
una estrella que va cosida a mi cielo
que busca oro
en el cielo perdido
y señala con su luz el precipicio
los barcos en mi boca
este borde en el que te espero
este relámpago que nombra lo que es
en el momento justo.




Foto / Poesía por Cande Rivero




12 de septiembre de 2014

Ir o volver























Veo veo
agua en el corazón del agua
como un único origen .
Veo un espejo
que lleva dibujado en su revés
un posible retorno
una rayuela
un río que nos devuelve a casa.



Foto / Poesía por Candelita



Consejo

















No le creas a un poeta.
Es sólo un loco casi pájaro
que no puede detener su sueño.



Foto / Poesía por Candelita







Nadita nada














Los poetas
nos
inventamos nombres
y personajes
y sombra
y traje
y zapatitos
para andar
andar
andar
por las palabras
por el amor
como por calles
como por grietas
para existir
existir
y existir,
para trazarle un límite a la locura
para respirar.
Aunque a veces
seamos torpes
y nuestro invento inútil.
Aunque a veces
los nombres
los personajes
los zapatitos
anden por sí solos o vuelen
o deformen el sentido.
Aunque a veces
aunque tengamos puesto el traje
y nuestro alimento esté
ya servido en nuestra mesa
parezca que nada
nada
nada
podemos decir.


Poesía / Foto por Candelita

































Abrí
desde adentro
Dale agua
a las alas
Corre que
todo estalla
y yo viajo en tu frente
en tus manos
en esto que
es todo lo que hay,
y yo viajo entre tus formas
siempre y cada vez
y me invento un reloj con tu latido.




Foto / Poesía por Candelita




10 de septiembre de 2014

Posta

















Sólo diré que
la magia existe.
No.
No estoy drogada.
La magia existe.





Foto / Poesía por Candelita

DesPertar Es

El límite de tu ser. Ahí donde está todo resuelto o todo prohibido o todo intentado. Ahí donde está tu fuerza tu última juga...