31 de julio de 2014

Nacer o reventar.



















No hay nada que puedas desentrañar
si miras dentro de tu sombra
si callas para no desnudarte
para no morir.
No está el mar
ni tan cerca
ni tan lejos de mis días
no fue por error
que construí un camino de piedras
mordidas por el sol
hasta tu casa.
No está mi alma tan ciega tan enferma
no cosí por casualidad
tu nombre
en mi vestido de hojas.
No hay nada que debas
dejar librado al azar
como si acaso no pudieras
ser el rey en tu jardín
y acomodar las flechas
hacia donde sea necesario.
No hay nada que puedas
decir sin decir
no podrás amar sin amar
como jugando a cosas parecidas
como un disparo errado
como un payaso que sabe mentir su alegría.
Nada de eso es posible ya
en esta jungla
tal vez porque crecimos
tal vez porque algo nos dice
es ahora o nunca
tal vez porque todo cada vez más
se acerca hacia su centro
y el tiempo nos va quedando chico
y nos sentamos a mirar
como todo se ajusta
cada vez más
como se ajustan las palabras en la sangre
como se ajusta el deseo
y se muestra en el cielo
en ese pizarrón celeste
en donde a veces anotamos
lo que no debemos olvidar.
Nada de abismo es posible ya
nada de trampas.
A nacer si hay que nacer
y sino a reventar los sueños
contra una pared
y admitir que no va más
que sólo nos queda
pedir tres deseos a la estrella que pase
o hacer fuerza
para que todo sea un sueño
un invento
una mala ocurrencia de algún dios de algún diablo

un destello de otra vida.












Filigrana de cianuro clavada en el plexo o instrucciones frente a mambo inminente.




















a Tam Naymark

Quise hacer un poema salvaje
un poema de lobas
que te recuerde
que no por tener hambre
comeremos cualquier fruto
que no por querer bailar
todo será una danza,
porque habrá idas y venidas
enjambres
y espejos que nada muestran
y habrá trampas
y mucho desorden alrededor,
entonces yo quise darte un poema
que te recuerde
que pertenecemos al viento
que tenés mucha más luz dentro
que lo que puedan decir sobre tu luz
que sos una loba que no debe olvidarse
de cantar
de cantar
cada vez que sea necesario
sobre tus huesos,
de interrumpir los ademanes del miedo
y enterrarlos
una y otra vez
pequeña loba
una y otra vez,
entonces estarás de a poco
más cerca de vos misma
y tendrás el poder de la tormenta
y de las cosas dichas a tiempo
y de la vidita que se expande sin frontera
como una promesa
de que por dentro y por fuera
cerca o lejos de las palabras

no hay otra cosa que amor.



____________________

Poesía: Cande Rivero
Foto: Vero Bessone

13 de julio de 2014

Amar temer partir

















Intento no decir nada.
No decir no imponer no forzar.
Intento sentirte más allá de todo.
Sin las palabras sin el ruido.
Intento despejar mi cielo
alejar lo innecesario
o sentir qué queda
qué es lo que queda si me detengo
y hago mucho silencio
y destruyo lo que oculta
y destruyo lo que sobra.
Intento quedarme desnuda
y sentir si hay frío
si hay miedo
si hay dolor
intento entender si soy humana
o sólo un animal
reaccionando ante las pruebas del destino
o sólo una pluma
cayendo en cámara lenta
en tu quietud
en el espacio en blanco
que brota cuando dejamos en reposo la memoria
y se ama
y se sale del círculo letal
que tal vez un día no sepa cómo repetirse
y nosotros ya no sepamos
qué es afuera
qué es adentro
y todo sea parte de lo mismo
sin juicio
sin distinción
y tu color en mi color
formen un sólo cielo.











Palabras con mundial de fondo.














Si tuviéramos en nosotros mismos
algo de héroes
algo que dar a otro
algo que amar en el adentro de otro
en su sombra
en su delirio.
Si tuviéramos el cuerpo
no como límite
no como muralla
y pudieran llegar los otros
a salvarse
a encontrarse
o sólo a respirar.

Si tuviéramos la capacidad de ser
manto
refugio
árbol
para los otros,
quebrando la frontera
que nos separa,
con sólo mirarnos
con decir o no decir
lo que haga falta
para que la gota de lluvia
caiga justo en su lugar
ahí donde sólo puede crecer vida
ahí donde mis ojos inventan
en tus ojos
lo que no existe
las formas anuladas aún,
los paisajes ocultos,
y atravesar la ciudad
como quien se atraviesa a sí mismo,
con la bicicleta en la que voy
de mí a vos
de mí hasta los otros
de mi pensamiento
hasta el lugar
en que nada fue pensado todavía.

Si tuviéramos la posibilidad
de reinventarlo todo
en qué punto del aire
estarías vos
cómo sería

el aire y el amor

como sería ir hacia otro
venir hacia uno mismo desde lo otro
desde lo distinto

qué dirían que no dicen ahora
todas y cada una de nuestras palabras.












9 de julio de 2014

Figuritas repetidas o instrucciones para calzarse el antifaz patriótico













Ellos llevan tu nombre,
caminan en tu huella
señalan con sus manos ensangrentadas
la noche animal
y aullan pero no despiertan
gritan pero no cantan,
andan a tientas en el filo de la noche
desfilan y se prueban tu máscara
tu pelaje de hombre débil
de marioneta idiota que repite como un eco
la idiotez de una patria
que se achica cada vez
que nos divide un poco más cada vez,
con sus muertos temblando en la frontera
con los que temblaron por dentro
y sólo por dentro
y escupieron en la cara al traidor
que se llevaba la tierra
que se llevaba la ilusión
de un mismo mar alrededor de todos
de un mismo territorio sin banderas
ni disfraces
ni momias al costado de un televisor
sirviendo con su rezo al mismo demonio
mientras atacan palestina
mientras se quema por dentro la memoria
junto a los huesos de un algún héroe triste
con su mirada todavía roja
todavía insatisfecha
reclamando lo justo en un silencio idiota
en un silencio vacío y estéril
en un grito vacío y estéril
mientras unos monos corren y se atropellan
como en nombre de todos
como en nombre de alguien.

























8 de julio de 2014

Magia o el parpadeo del tao




















Anda tu savia en mi savia.
Niño viajero.
Niño explorador.
En dónde enterraremos la antigua vida?
Anda mi sed en tu sed.
De quien es este bosque
esta encrucijada
este salto en el final de un grito?
Todo está por hacerse
si sabemos nacer
si empujo la luz y soy otra
si empujo la sombra y soy otra.
En dónde enterraremos el pan que no comimos
porque ya no necesitamos pan
sino hojas
sino fruta multicolor que da poderes.
De quién es esta herida
este jardín de papel
que olvidó su árbol y su río?
Todo está por hacerse
dicen los magos en mi sueño
si sabemos nacer
si logramos desprendernos de la crisálida
si empujo mi nombre hasta el vacío
y lo dejo descansar
y busco otro.
Niño viajero que esperás oir la señal
o desentrañarla
o descubrirla bajo alguna piedra,
de quien es este bosque?
niño explorador,
por qué el cielo puede ser a veces
toda la piel
todo el engaño?
por qué estamos temblando
sin entender cómo cambiar
sin saber si los pasos son realmente pasos
o sólo trampas
o viento que nos desdibuja
o débiles espejismos.
Es tuya o mía esta savia
que se hunde en el espejo y nos muestra
los dientes del amor
las espadas
las florecitas venenosas.
Donde empieza
donde termina este bosque
esta herida
este viajar en tu sangre,
de quién esta sed
de quién la sed.














DesPertar Es

El límite de tu ser. Ahí donde está todo resuelto o todo prohibido o todo intentado. Ahí donde está tu fuerza tu última juga...