Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2017

El aparecido

Imagen
El aparecido
Resulta que pienso  en que me diría ese que no está. Seguramente me miraría a los ojos buscando explicaciones buscando respuestas. Resulta que estoy pensando en que la memoria del país pende de un hilo la justicia del país pende de un hilo la educación del país pende de un hilo. Entonces vos te aparecés en la maraña de los días agitados y me preguntás a mí ¿qué es lo que queda en ustedes del sueño libertario? ¿del sueño revolucionario? ¿de ese intento de país? Y me decís que nos ves distraídos y cansados, vos te aparecés y me decís que la herida fue más profunda de lo que creímos que podía ser, que los años sólo siembran desmemoria, el andar por un camino cada vez más angosto ignorando que las lágrimas vienen de lejos. Resulta que te escucho pensativa a punto de llorar por no poder dimensionar qué dirían todos los que faltan. Entonces me calmás, me decís que las batallas se libran también en el día a día poniendo amor en lo que se hace, me decís que aguante que no me rinda que algún día el mundo sonreirá para los má…

La apariencia donde se oculta la materia

Imagen
Intento no traicionarme, no confundir oro con fuego, agua con bendición, campos de trigo con paz permanente. Intento tener los ojos bien abiertos sabiendo cómo y hacia dónde y cuándo. Pretendo dejar de lado la parafernalia de querer ser. Pretendo ser pero luminosa en mi centro, tenaz en mis batallas, feroz ante el desconcierto.


Fotografía / Poesía por Cande Rivero





AVISO

DESDE MARZO DE 2017

LOS TEXTOS DE ESTE BLOG

SALEN A

BUSCAR OÍDOS

EL JUEGO DE LA CANDELA EN VERSIÓN AUDIBLE.

*PARA RECIBIR UN POEMA LEÍDO POR MI VOz

ESCRIBIR A:

candelaria.riv@gmail.com

ASUNTO: YO QUIERO ESCUCHAR

Indicando el número de whatsapp a donde quieras que llegue el poema-

Saludo mágico

Cande.









Zig Zag

Imagen
Ahí dentro. Dentro del amor. Ahí donde imperceptibles reflejos se suceden y me llaman. Y siempre es la misma llamada: la mujer con los ojos vendados sostiene en sus manos una flor, camina en zig zag, se interrumpe. Dentro de todo lo que parece detenido o ajeno incierto o extraño hay una llave con la que se puede atravesar el tiempo sonreir secretamente entre los huesos andar un poco distraido contener el gesto. Pienso en la palabra perfecta, esa de la que no pudieras escapar. Voy a pronunciarla cuando llegue el momento. Se nublarán los sentidos para que cante llorando, quitaré de mis ojos las vendas y el dolor, y todo lo que aún no he logrado arrojar al vacío. Quitaré las piedras que faltan para nacer y abrirme para vivir sinceramente.

Foto / Poesía por Candelaria