1 de diciembre de 2015

CINQUECENTO

Nos van a meter uno de 500
nos van a zarandear de aquí pallá
somos sólo
lindas hormigas observadoras,
poco poder le queda al pueblo
mareado hasta la médula
de tanta des-información
información dudosa
información tendenciosa
información oculta
información maquillada,
nos van a meter uno de 500,
deberemos sentarnos
y vivir la familia entera
dentro de un billetito
un rectangulito
y como si fuera poco
NOS VAN A MENTIR
sí señora, señor, niño, mendigo,
obrero, maestra...
como si fuera poco
nos van a seguir mintiendo
nos van a estampar en el sueño
la idea de que logramos varios de 500
mientras los sueños se diluyen
se escurren
SE LOS LLEVA EL PARANÁ
con su crecida "natural",
porque seguiremos inundados
señora, señor
hombre, mujer, niño, niña
Van a contarnos sólo algunos detalles
y el resto se sabrá a los golpes
y cuando la soga llegue al cuello.
Mientras tanto
algunos juegan
o se entretienen
para NO MIRAR qué sucede,
algunos sigue prendidos a la plei
o jugando a ser los locos líderes que llegan
a Salvar al barrio
y sin darse cuenta
NIEGAN a tantos al imponerse,
mientras tanto hay afiches señora!
de un tipo de ojos claros que había una vez mucha AGUA!
mientras tanto
hay tanto aparato destinado
a separarnos
a quebrarnos
a cansarnos
a atontarnos,
perdone que lo interrumpa señor
siga con su fútbol,
seguramente una pelota salve al país en tiempos de guerra,
siga con su novela de la siesta señora,
sigan
sigamos tontos idiotas dormidos
tal vez debamos dormir hasta despertar en otro lado
en un planeta desconocido
donde nuestros trajes estén hechos
con billetes de 500
y ya no haya ni río
ni selva
ni aire,
tal vez algún día despertemos
en otro planeta
y agua selva aire
sean sólo palabras
sean sólo un eco en la memoria de la humanidad.



21 de noviembre de 2015

PATRIA




¿Quiénes sangran dentro de mí?
¿Qué hicieron ellos,
qué intentaron,
qué soñaron?
Si al fin de cuentas parece que
todo el juego se trata
de ganar o perder,
porque así crecimos
porque eso nos enseñaron
¿Quién sangra dentro de mí?
¿Quién gana quién pierde
dentro de mí?
¿Cómo ocurrió
que nos acostumbraron
a
reducir nuestras ideas
hasta que puedan caber en
un papelito
en un mensajito
en un cofrecito del tamaño de una mano?
¿Cómo ocurrió
que
nos recortaron las palabras,
qué nos señalaron
caminos arbitrarios
dentro del maravilloso pensamiento?
¿Por qué ganar o perder?
¿Por qué matar en nombre de dios?
¿Por qué salvar apenas una bandera
en un mundo ensangrentado?
¿Por qué nos acostumbraron
silenciosamente
a leyes sutiles
carnívoras
venenosas
donde respira el monstruo llamado capitalismo?
¿Por qué permitimos
que nos dijeran
cómo pensar
qué leer
qué decir?
¿Por qué dejamos
que nos enfrenten entre nosotros?
¿Quién gana
quién pierde
quiénes lloran dentro de la piel?
¿Qué heredamos de los que sangran aún
en nuestra memoria?
¿Por qué confundimos revolución
con estampar a alguien en una remera
e idolatrarlo?
¿Por qué no nos enseñaron a pensar
a criticar
a decidir
a dudar
a trascender la imagen
los discursos
el decorado
y quedarnos unidos entre nosotros
como hermanos?
¿Quién gana
quién pierde
en un mundo que extingue sus recursos
a la velocidad de la luz?
Si los que defienden “causas sociales”
pasan por la calle sin saludarte,
si no tenés idea
ni del nombre de tu vecino
ni de sus sueños
ni de su vida.
Si se bastardeó la palabra amor,
si amar al prójimo
es amar al grupo que piensa como vos
que vive como vos
que se viste como vos
que habla como vos.
¿Qué es la patria
sino un espejo?
Un gran espejo
que nos muestra a todos y a cada uno.
Un espejo de luchas invisibles
pero también de corrupción,
de cambiar el celular cada seis meses,
de docentes que se entregan en cuerpo y alma
de revoluciones que
no logran ni
traspasar un papel,
de éxodo
de medios de comunicación
que comunican la mentira
de personas que reparten el diario con amor
aunque dentro de ese diario
no haya nada
nada
nada
de amor.
¿Quién se hace cargo de esta patria
más allá de su ombligo?
¿Qué cosa etérea
informe
inasible
es la patria?
¿O es sólo una palabra carcomida?
¿O es un gran pozo
donde algunos siembran flores
y otros vomitan?
¿Quién gana si gana quien?
¿Quién pierde si perdemos?
Si
NOS
perdemos.
Si por descuido
dejamos de encontrarnos
de ayudarnos
de abrazarnos
de calmarnos
de cantar
de escribir
de soñar.


cande)

26 de octubre de 2015

Héroe














Si tuviéramos en nosotros mismos
algo de héroes
algo que dar a otro
algo que amar en el adentro de otro
en su sombra
en su delirio.
Si tuviéramos el cuerpo
no como límite
no como muralla
y pudieran llegar los otros
a salvarse
a encontrarse
o sólo a respirar.
Si tuviéramos la capacidad de ser
manto
refugio
árbol
para los otros,
quebrando la frontera que nos separa,
con sólo mirarnos,
con decir o no decir
lo que haga falta,
para que la gota de lluvia
caiga en el lugar adecuado
ahí donde sólo puede crecer vida
ahí donde mis ojos inventan
en tus ojos
lo que no existe
las formas anuladas aún
los paisajes ocultos,
si pudiera atravesar la ciudad
como quien se atraviesa a sí mismo,
con la bicicleta en la que voy
de mí a vos
de mí hasta los otros
de mi pensamiento
hasta el lugar
en que nada fue pensado todavía.
Si tuviéramos la posibilidad
de reinventarlo todo
en qué punto del aire
estarías vos
como sería
el aire y el amor,
como sería ir hacia otro,
venir hacia uno mismo desde lo otro
desde lo distinto,
qué dirían que no dicen ahora
todas y cada una de nuestras palabras.



21 de octubre de 2015

Prisión (mí)






























¿Mamá, qué es estar presa?

¿Papá, qué es la libertad?

Preso de qué, libre de qué.





Fotografía y textos de la serie: Prisión (mí). Octubre 2015





12 de octubre de 2015

El salto de Adela














                                                                           a Lucía G.


Adela bajó del carrousel.
Extiende los brazos
hacia el cielo
en señal de liberación.
Gira que gira que giró.
Cerca unos pájaros
inscriben en la arena
una declaración jurada.
Por ella.
Por todas las que fue.
Por las que vendrán.
El tren pasó.
Aún no son las cinco
pero llueve
y la materia se desintegra
desintegrando con ella cada juramento.
Y hay un cielo
hecho con acuarela y horas vencidas.
Adela se mira las manos.
Detiene el carrousel
y salta.



Poema InFluenciado por: "Adela en el carrousel" Charly García

Foto / Poesía por Cande Rivero


5 de octubre de 2015

El juego de la candela versión papel

Ya anda circulando, de a poquito,

por kioscos de revistas y por manos

la versión papel de este blog.

Para encargar tu ejemplar podés hacerlo en: candelaria.riv@gmail.com

Paz amor y gracias )

4 de octubre de 2015

Serpiente mental


















Semihumano
el rastro
la forma
la antítesis del sentido
diluyéndose en la arena del caos.
A punto de
cambiar
de convertirte en
germén caracol espectro.
Entrás en
la casa de la sal.
Todo está en órden
excepto el metal
perjurando en silencio
por vos y por mí
a punto de
vengarse por nosotros
y por todos.
Entrás en
la casa de los espejos.
Todo está en órden
excepto tu infancia.
O es que ése es el centro del laberinto,
allí la piedra filosofal
que desencadena
el resto de respuestas
de toda tu vida.
Semihumano
los ojos
la boca
la sed
multiplicándose
en el revés de todo espejo.
Apretás los dientes
en la hora maldita
dispuesto a ceder todo
al encanto de un jardín en ruinas,
en la hora que se quiebra
dentro de otra hora
sólo para probar
su inconsistencia.
Rabia
agonía
pena
semihumano intentando
el fulgor
las amapolas abriéndose
sólo para probar
que no estás allá
sino en esta semiluz
acompañada del temblor
de tu sombra
abriéndose y cerrándose
ante algún dios
ante algún filamento de energía subterránea.
Ajustás el dolor
dentro del dolor
sólo para probarte a vos mismo
que por fuera de tu piel
existe otra cosa
adornando el sentido.
Gritar ceder vaciar
saltás tres veces
dentro de tu nombre.
Al fin ves la facilidad
con que todo se disuelve.
Sueño con un mundo
sin estatuas de sal,
sin aves traicioneras,
sin sortilegios,



Foto / Poesía por Cande

2 de octubre de 2015

Ficción





















Espigas,
piel convertida
en débiles filamentos.
Espuma de
domingo por la tarde.
Corazón
al borde de un ataque
de lunes.
Puentes,
la mente rasante
convertida en reptil
en insecto que avanza entre las rocas.
El cuerpo como
rayo
torre
estatua de nylon
entre la multitud.
Los ecos
de una revolución
que arrastra sus cruces
desde otro tiempo.
No hay nada que nos salve,
me dijiste.
Mirar el sol
hasta quemar todas las ideas.
Ir de una cosa a otra
hasta
hartarse de movimiento.
Quedarse quieto
muy quieto
mientras las personas
se azotan la cabeza
contra un mundo de vidrio,
contra un mundo inverosímil.
Andar a contramano
juntando pétalos
o cantando tangos bajo la lluvia
que oxida también la sangre.
La piel entremezclada
en el aire que no sabe extinguir
su rabia.
La débil piel
untándose
con las espinas
de un mundo al revés.
Tu cuerpo como
templo,
raíz a la que me abrazo,
tu voz como
un siglo
espejando toda esta ficción.



14 de septiembre de 2015

Las pruebas del espíritu

                                                                               a Zuki


Era ella un puente?
un espejismo?
una puerta hacia otra cosa?
Una mariposa hundida en un cuerpo de señora?
una señora-ángel?
una piedra de luz ?
un espejo abierto?



Cada cual




















Jugar.
Manifestar la esencia.
Llenarnos de puertas
de espacios
de líneas
de bordes
de pájaros que cerca anuncian
la concreción
de toda epifanía.
Cantar
amar el propio juego
el desfile de imágenes en la luz.
Amar la luz en toda grieta
en toda interrupción.
Entregar al aire
los hilos invisibles o dorados
los puentes
la transparencia
lo que conecta
un sentido con otro,
amar los escalones
las piedras brillantes
que indican
el camino a seguir.




8 de septiembre de 2015

Ir

























Espejo.
Vientre en la luz.
Dame los racimos oxidados
los túneles
la sombra viscosa.
Arde por dentro
el infinito
y se desenvuelve al cantar.
Espejo
o trampa a la que me sujeto,
barco móvil,
dame los racimos fermentados
de mi niñez,
los árboles y la bicicleta,
el túnel del tiempo
la sombra ajada.
Arden por fuera los sueños
la vida con su flecha dentro de mí.
Espejo
o borde quieto
aljibe constante,
dame el perfume de aquellos frutos
ya invisibles,
aquella siesta en el árbol
o en algún túnel inventado
o en la bicicleta con la que jugué
carreras al viento.
Dame ese altar eterno
coronado por jazmines y olor a tierra.
Dame espejo
una vez más
cada reflejo
cada puente de agua,
dame una vez más y
de una sola vez
esa moneda del todo y nada
de mi infancia,
necesito enterrar ese paisaje
como es debido,
en una ceremonia pequeña
de fuego y agua,
dame
cada segundo desde
el ahora hacia atrás,
necesito cantar
con voz de agua
con agua que corre y limpia
los árboles dorados,
y los deja descansar en algún lugar de mí,
en mi sombra vibrante
en las puertas secretas
en las escaleras
en diminutos jardines enredados
a mis huesos.




Modelito / Samara


5 de septiembre de 2015

velocidad luz


























Trepidación mental.
Pasos en círculos.
Reptar dentro
de un bolsillo.
Abrir la heladera
buscando respuestas.
Caminar en zig zag
oyendo cómo un pájaro
canta dentro
recordando una vieja primavera
un traje angosto
donde ya no cabemos
un traje con vuelo
y bordados de color.
Trepidación mental
anuncia
el paso del tiempo
como espiga que se estira
en mitad de las horas
de la risa
de la heladera en la que abandonamos
algún pensamiento
alguna conclusión
alguna falacia pasajera.
Mente que come a mente.
Tiempo que come tiempo.
Ruinas en mitad de mi nombre
reconstruyendo viejas primaveras
con nuevos jazmines.
Popurrí de imágenes
planos-secuencias
raptos.
Vida que come vida.
Abrir la heladera
pensando
en que ya no querés pensar.
Una manzana con conciencia de sí
se come tu cara
de un bocado.
Vida que pasa como un rayo.





23 de agosto de 2015

18 de agosto de 2015

Crear o morir
















Algún día

alguien

va a leer.

Algún día

alguien

va a arrastrarse

en mitad de la guerra

y va llenar de sangre el poema

y lo va a habitar

y lo volverá suyo.

Algún día

será tanto el ruido

o el silencio que te ensordece

que vas a intentar algo,

tal vez las últimas apuestas

de tu corazón gastado.

Algún día

alguien

va a arrastrarse

entre el odio

entre la guerra

entre la destrucción

y se va a subir a tu poema

para tan sólo

respirar.

Algún día

todo

engaño

caerá por su propio peso

y sólo quedará

un camino estrecho

casi imperceptible

casi mudo.

Algún día alguien

cansado de vivir una vida ajena

se levantará decidido

a vivir su propia vida

a crearla desde la nada

o desde el horror

a intentar la belleza en mitad de la destrucción.

Algún día

alguien como vos

va a surgir desde su vida ensangrentada

hacia las últimas ventanas con sol.




Foto / Poesía : Candelaria Rivero












17 de agosto de 2015

Resurreción diamante













Y si la resurreción
aguarda en forma de cristal
o de palabra
que yace dispuesta en lo invisible
aguardando ser empuñada.
Y si la resurrección
se abandona al juego de los días
al ajedrez que se libra
entre la sed y el tiempo.
Y si estás
a un paso
de una gran decisión
o tan sólo vas
en la dirección de los barcos
y cantás pero sin voz
en un puerto dibujado por un ángel.
Y si la resurreción
ya comenzó a gestarse
en tus entrañas
y en cada átomo de tu cuerpo
y en lo que reflejan tus palabras vencidas.
Y si esto que pasa
esto que olvidás
esto que sostenés
o dejás caer
es sólo andar por el recuerdo
entre diamantes ya conocidos..


Modelo: María Gomez
Foto / Poesía: Cande Rivero



13 de agosto de 2015

Nube




















Aquí
en la cima
de esta nube,
o reptando entre flores subterráneas
sostengo mi pequeño esqueleto.
Es la lluvia
llegando hasta nosotros,
es el aleteo
de una mariposa
al otro lado del mundo.
Las manos del aire
me reinventan.
Me quedo serena.
Posible o imposible.
Abeja en plena humedad,
cataclismo desordenado
pero que carga dentro
un sitio exacto
un pequeño pantano
en mitad de la sangre
donde reacomodar las piezas,
o intentar otro juego
más allá del juego que proponen las sombras.
Aquí
en el centro
exacto
donde se combina el delirio
y el perfume alado del agua
que llega de lejos
y pega
y retumba dentro
como el golpe de las alas
del ángel
en la memoria quebradiza y húmeda
fugitiva
huidiza
inalcanzable
diluyéndose entre los huesos
de mi pequeño esqueleto
de mi eterna sed,
como el golpe suave
de las alas de una mariposa
en mi jardín de agua.



8 de agosto de 2015

Caricatura






















a Marti Falkenberg



Pequeña hermana
pequeña mujer-duende
pequeño sol.
Gracias por mostrarme
el camino del guerrero,
gracias por animarte
a decirme siempre
la verdad
y sin herirme,
gracias por ser sincera
guerrera
hermana
mujer-hormiga,
gracias
por decirme la verdad
con tu voz chillona
y sin herirme
y sin juzgarme.
Mujer-árbol
no son tan grandes
los obstáculos
sólo así parece,
no son tan grandes los miedos
ni las preguntas,
es sólo tu costumbre
de dibujar el mundo
de manera exagerada,
es sólo tu hermosa costumbre
de aumentar el tamaño de nuestras narices
y nuestros ojos
y nuestras manos.
Pero vamos,
querida hermana,
date el silencio necesario,
que yo te amo con mi pequeña vida trastabillada,
y no es tan grande la pena,
sólo parece.


Foto / Poesía por Cande
Modelo dibujante; Martina Falkernberg


Pedido
























Dame las
doradas manzanas del sol*
dame el tiempo
convertido en puñal
y viajando a la velocidad de la luz.
Dame la llave
de cada espejo
de cada mar
de cada espera.
Dame la consagración de la primavera*
convertida en un lienzo
en una imagen donde pudiera permanecer
mientras termino mi café.
Dame el altillo de Alejandra*
y los sombreros de Magritte*
y las manzanas.
Dame todo aquello
que parezca destinado
a perderse en un intersticio
en los pliegues de tu piel
o en el silencio convirtiéndose en gris
a la velocidad de la luz.
Dame las viejas ecuaciones
y el placer de resolver
acertijos que nos hacían pensar
pero no nos sirvieron para vivir.
Dame el libro de arena*
y devolveme
mi vestido con flores azules
y mi sombra,
que voy olvidándome de todo
de la arena, de los libros
de los pasadizos que me llevaban
cada vez que quería
hacia otra cosa.
Dame mis flores desdibujadas
y la arena de circulaba por mi sangre
haciéndome creer que la vida estaba llena
de pequeños túneles
y abismos al final de cada abismo.
Dame las máscaras dormidas
y el sol con olor a museo
y los frascos diminutos
y los nombres inventados.
Dame los diálogos de Hamlet*
pero sin la tragedia
pero sin tanto palabrerío.
Dame la pasión enjaulada
en un pájaro que sueña
con ser elefante
o escarabajo.
Dame las pequeñas piedras
y la arena
y la vida atravesada por puñales de luz
que viajan
a la velocidad del viento.
Dame los frascos diminutos
y el amor que allí guardé
como migajas destinadas
a algún ángel,
a algún personaje
como los que siempre me dibujé,
esos
con sombrero
y alas
y pequeños espejos
que me llevaban tiempo adentro.
Dame los espejos
que yo misma rompí
para fabricar un rompecabezas
hecho con pequeños instantes
de vida refractada.
Dame el mar
la idea del mar
o al menos
su sonido.
Dame mi diario de memorias
imperfecto
y con días de ausencia
y con páginas y fechas incompletas.
No es tan grande mi vida ni ninguna.
Dame el poder de
no callar jamás
y el de construir hamacas
al borde de mí misma.


Foto / poesía por Cande
Modelo: Lucía García


(Referencias en órden de aparición a: Ray Bradbury, Igor Stravinsky, Alejandra, personaje de "Sobre héroes y tumbas", René Magritte, Jorge Luis Borges, Hamlet de Shakespeare)


31 de julio de 2015

La Casa

























                                      a Carlos e Imelda 

Nos mirábamos.
No sabíamos donde guardar
las imágenes,
el viento hundido
en cada pequeña cosa,
en el reloj,
en los retratos.
No sabíamos
dónde guardar el viento,
el que bailaba en la puerta
que da a nuestro jardín.
Ahora abrimos un umbral entre las horas,
entre las flores que nos miran
como si quisieran decirnos algo.
Ahora abrimos un túnel,
un nuevo túnel
hacia nosotros mismos.
Tal vez tenga que ser así.
Tal vez haya que cambiar
de tanto en tanto
una cosa por otra,
ir y venir en el espacio,
moverse por el espacio
o reinventar este juego de vivir.
Tal vez tenga que ser así,
tal vez sea bendito
poder cambiar,
poder ir y venir
recordando
o probando ser otros.
Tal vez de nada sirva una casa
si ya no puede llenarse de pájaros
si ya no puede llenarse de sol.
Tal vez sea demasiado el peso,
demasiado el silencio quieto,
tal vez haya
demasiadas habitaciones vacías.
Tal vez tenga que ser así
y sea bendito cambiar,
ir y venir
jugándole esta carrera al tiempo,
esta carrera a la simple muerte
a la simple y tan simple
muerte,
que pretende llevarnos en un descuido.
Tal vez sea bendito
reacomodar los relojes
reacomodar los muebles y el tiempo
en un nuevo espacio
o inventar nuevos pájaros
en un nuevo jardín.
Tal vez nada se pierda.
Nada.
Sólo golpea adentro
una campana de fuego
que nos recuerda que estamos vivos,
sólo una lanza con luz
que nos dice: vamos, vamos
hay que seguir.
Tal vez sea importante
de tanto en tanto
reacomodar los muebles
las plantas
el corazón,
para volver a dar
un beso de luz
a cada uno de los que amamos,
tal vez sea importante
recordar
que aunque cambiemos de puertas y ventanas
de traje y de zapatos
y de palabras con las que nombrarnos,
tal vez sea importante recordar
que hay algo dentro que perdura,
algo que tiembla dentro
como un milagro,
como un frágil milagro.
Es esta vida,
es esta palabra que insiste,
besando nuestros huesos,
es esta vida que golpea
y tañe su campana de fuego
su campana insistente.
Es esta vida la que nos reclama,
es este
recordarnos el amor,
más allá de todo espacio,
más allá de las puertas las tazas
el diario los relojes
las plantas las paredes,
más allá de las paredes de nuestra casa
y de nosotros mismos,
más allá
está esta vida,
que nos invita ahora
a bailar
a cambiar
a reinventar
un cielo y un jardín
donde volver
a acomodar el corazón.




Fotografía / Poesía por Cande Rivero
Modelo: Rocío Rivero



. . ...............

























No le creas a un poeta.
Es sólo un loco
casi pájaro
que no puede detener su sueño.


FOTOGRAFÍA / POESÍA por Cande RIVERO
Modelo: Lucía García


27 de julio de 2015

Continuidad















Podemos extinguir el tiempo?
subir una escalera
atravesar un bosque
dar vuelta las páginas de un libro,
sin pretender
ir de una cosa a otra?
sin ir de escalón en escalón
de árbol en árbol
de poema en poema?
Puedo cruzar tu nombre
sin mirar
uno a uno
tus otros nombres,
sin mirar el camino?

Poesía / Fotografía: Candelaria Rivero

13 de julio de 2015

pASos

POEMA INCLUÍDO EN "EL LIBRO QUE PEDÍA NACER" Año 2015

Doy un paso
entre vos y la nada
y todo se parece
a un día nublado
a hilos de una misma cosa indescifrable
a una serpiente de agua
que se enrosca en tu cuello
en mi cuello.
Doy un paso
y a veces entrás o salís
desde la nada hacia la nada
desde las nubes hacia las nubes.
A veces sos
más esto o
más aquello.
A veces
vos la nada y yo
estamos demasiado distraídos
como para entender los límites
como para ver más allá
de lo que somos
y a la vez
seguir respirando
seguir comiendo una manzana
mientras bombardean
palestina
o nuestros corazones
con armas o palabras.
Doy un paso
y a veces
llego a vos,
entonces entiendo que no hay nada ahí,
que lo vacío y lo completo
son ilusiones,
que mientras creo haber llegado
vos ya estás lejos,
comiendo tu manzana en un rincón del mundo.
Entonces entiendo
que para llegar yo misma
hasta mí misma
tal vez deba antes
dejarme atravesar por otro,
aunque a veces no entienda,
aunque todo el dolor del otro
parezca mi dolor.
Tal vez deba antes
dejarme interrumpir por otro
estaquearme
bombardearme
y aturdirme por otro,
o dejarme invadir o llenar,
o celebrar dentro de mi cuerpo
una fiesta que no es mía.
Tal vez sólo así
tal vez sólo después,
logre quedarme lejos.
Tal vez sólo así pueda dar un paso
para quedarme
donde me corresponde.


5 de julio de 2015

Dar















Si muere dentro,
no sirve,
no importa,
no tiene sentido.
Dar es también
darse a uno mismo
todo lo que nos haga falta
o sólo mirar
con detenimiento
cada árbol
cada nube
cada piedra
¿ qué es lo que nos falta?
¿ qué es lo que no puede darse
salir
alejarse de nosotros para vivir en otro?
Si recuerdo cada día
que la muerte puede encontrarme con tanto dentro...
entonces cierro los ojos y agradezco
entonces beso el aire y las flores
y los ojos tristes de los otros,
entonces amo
y que si la muerte ocurre
me encuentre cantando
o sonriendo
o yendo hacia alguien en el silencio
o yendo ahora hacia vos
con mis palabras,
ahora tus palabras.

Foto y poesía: nuestras


29 de junio de 2015

ALMA

















El alma sigue manifestándose
frente a toda tormenta
frente a todo silencio.
Damos vueltas,
rodamos por calles vacías,
caminamos en espiral.
Te miro y pienso que
volvemos a pasar por los mismos lugares
sólo que algo chiquito
algo interno cambia,
te miro y pienso en que tal vez la vida
se trate de esto,
de caminar hacia uno mismo
cambiándonos el nombre.
El alma escucha y cuenta
lo que sucede alrededor
lo que brota desde una gota
desde una huella.
Nos encontramos con un rostro conocido.
El tiempo,
el tiempo en los otros
nos recuerda el propio tiempo,
una mano que se alza en el aire
intentando atrapar lo que se va,
la vida diluyéndose,
tus pasos
mis pasos,
el sonido de la lluvia por la noche,
el tiempo mirándonos
con su filo dulce
con su justo veredicto.
Seguimos caminando
viajando hacia adentro,
me doy vuelta para comprobar
si nuestras sombras vienen con nosotros
si vamos dejando alguna huella
alguna señal.
Parece que nada sucede
sin embargo el alma brilla
en algún lugar
espejando otra esencia
que se mira en nuestros ojos,
una gota temblando en una hoja
mostrando lo necesario
u ocultando un mundo invisible
que respira tras su forma.
El tiempo
el tiempo cayendo
como lluvia en la memoria,
la saliva que se gasta
los huesos cansados,
el tiempo
el tiempo en nosotros
con su filo
con sus garras impiadosas,
la posibilidad de renacer
en lo que se sella,
en lo aprendido,
nadar en un pozo de agua
donde ya hemos nadado
y comprobar alegremente
que el alma sigue ahí,
sigue acá,
viaja con nosotros.



fOT/ POESia: por Candelita

24 de junio de 2015

Frío y amor













                                                              a Facu 

Lo que es,

es el amor.

canto invisible que rueda en nuestras manos.

Me pongo un disfraz de nube

de abeja

de flor púrpura

y te busco en el aire.

Lo que es,

ya está dispuesto,

sólo abrimos los ojos así

tan grandes

cada vez

para mirarnos

para encontrarnos

para reconocernos.

Lo que Es

es este aullido hacia la luz

hacia los días que se abren como pétalos.

Calzo tu nombre en mi nombre

y lo entrego al fuego.

Somos flor

pájaro

diamante

o cualquier forma

hacia la que muta la vida.

Nos llevamos dentro.

Abro los ojos y estás.

Cierro los ojos y estás.

Voy por el camino con pinos

dejándome llevar

hasta llegar a casa

y encontrarme

y encontrarte.

Voy por el camino abierto

sonriendo

dejándome llevar

aunque todo ya está dispuesto.




Foto / Poesía por Cande












9 de junio de 2015

Click



















Ahora
y en vistas a la tempestad que se avecina,
tomaré las últimas fotos
de este lugar
de este territorio desfigurado.
Ahora
y en vistas
al temblor interno
al cuchillo que aguijonea por dentro
día tras día
miraré una vez más
este pequeño cielo
esta fiebre contenida en mis pasos.
Ahora
y en vistas
a que no es posible
inventarme un mar en cualquier sitio
inventar un árbol
en tierra estéril,
guardaré una forma fija,
aquietaré la constante rabia,
el constante dolor
y los mezclaré en la luz de este día nublado,
los hundiré en mi silencio,
donde se agolpa un mundo por nacer
y dejaré caer esa imagen
al costado de mi camino,
como prueba de lo fugaz,
como estampa de un grito que me aturde
y vuelve a aturdirme
una y otra vez.
Ahora
y en vistas a un camino invisible que me reclama,
pulsaré una imagen
como quien sella algo
como quien dicta un punto y aparte.


Poesía y foto por Cande.

3 de junio de 2015

Habitación

















Es necesario
disolver el límite.
Quebrar las paredes con una palabra.
Es necesario
mirar por fuera
mirar por dentro
hundiéndonos un dedo en nuestra carne
en nuestros sueños
para poder mirar que el cielo soñado
aún permanece ahí
en algún lugar de la piel
en alguna red del pensamiento.
Es necesario
dejarse caer
arrastrarse entre las flores oscuras,
perdonarse.
Es necesario cantar
hasta traer un poco de viento,
una delgada línea imaginaria
en donde ir acomodando pájaros
y estrellas.
Es necesario
anunciarme a mí misma la tormenta
aunque aún no haya llegado,
aunque hace tiempo llueve sobre
los objetos que acumulo.
Es necesario hacer silencio
dentro del silencio
y más adentro aún.
Abrir una puerta azul
dentro de mí,
tirar una piedra en el agua
y mirar los círculos
que se abren y se funden.
Yo también estoy temblando
en mi pequeña habitación azul,
yo también hago preguntas
y las olvido allá en el fondo
hasta que alguien tira una piedra
y lo que está precipitado comienza
a surgir.

Cande /
Pintura "La habitación azul" /  Pablo Picasso - 1901

1 de junio de 2015













Me alimento de
flores salvajes y de cielo.
Vamos a dar una vuelta, corazón,
Asomemos nuestra nariz al mundo,
nuestras antenas.
Vamos, corazón, a recordar nuestro viaje
nuestra sed
nuestras alas.
Vamos que alguien encendió el fuego y
nos espera.
Vamos corazón, si, en realidad
los dos sabemos
que no hay
aquí o allá
ni vos y yo.
Vamos, caminemos en puntas de pies
sobre el espejo,
cuidemos lo frágil,
alimentemos el amor.
Vamos, mejor dejemos la flor en su lugar
que siga latiendo,
ya sabemos de ella,
ya sabe de nosotros.
Vamos corazón,
el caballo está en la puerta
y nos reclama,
vamos a dar un paseo por el viento, corazón.

Poesía: Cande
Dibujo: web

25 de mayo de 2015

Una chica Gunst


























Yo quiero ser
una chica Emma Gunst
y andar y desandar
entre causas perdidas,
tragedias poéticas
y ollas sin lavar.
Yo quiero que
no me digan qué hacer
qué mirar
qué decir.
Yo quiero ser una chica Emma Gunst
y andar suelta como el viento
renunciando a bordar mi pañuelito
para ser más mujer
y a quedarme en casa un domingo
a planchar ropa que no uso.
Yo quiero andar hecha poema
en el bolsillo de alguien que dijo amarme
mientras me poseía.
Yo quiero andar hecha canción
como un color errante
que entiende poco
pero sabe
donde No debe meterse.
Yo quiero ser una chica Emma Gunst
y andar salvaje
entre los libros desordenados de mi habitación
y sin dejar que nadie
me ordene el vuelo
me emprolije el andar
ni me robe lo andado.
Yo no quiero pintarme los labios
calzarme una cartera
ni preparar la cena de esta noche.
Yo quiero ser como las otras chicas Gunst
que saben ser mujeres
a fuerza de poemas y canciones
y luchas invisibles.
Yo quiero andar y desandar
la alegría y el horror
con la cara limpia
y la camisa arrugada.


Poesía y fotografía: Cande Rivero
Modelo: Marina Reynoso

Más poesía escrita por mujeres del mundo en emmagunst.blogspot.com

hermoso blog alimentado y sostenido por Miriam Tessore, Córdoba, Argentina.



DesPertar Es

El límite de tu ser. Ahí donde está todo resuelto o todo prohibido o todo intentado. Ahí donde está tu fuerza tu última juga...