17 de noviembre de 2014


Dónde el mar.
Dónde dios.
Dónde la insoportable levedad
de no ser
o ser, de espaldas a este mundo.




14 de noviembre de 2014

" Seamos libres lo demás no importa nada"




















No sé si soy libre.
No sé qué es la libertad.
Tengo los puños atados
a mi mente dictando estas palabras.
Tengo los pies fríos
de tanta razón.
No sé a dónde puedo ir.
No sé si alejarse
es una opción.
No sé qué tanto se puede elegir.
Caminar. Escribir. Hablar.
Todas estas trampas hacia dentro.
Todo este sendero en espiral.
No sé si puedo elegir estár acá
o estar por fuera de todo esto.
Lo real se deshace se corrompe
se mezcla con el humo
con la furia
con la sangre.
No sé si me detengo
o si ya estoy yendo hasta vos
con mis palabras.
No sé quien escribe.

Foto / Poesía por Cande
Título: José de San Martín


8 de noviembre de 2014

Mitades



















Trazo una línea vertical.
A un lado la ciudad
al otro lado un jardín.
A un lado el salto
al otro lado la huella invisible.

Entonces intento
dividir el cielo
dejar acá algunos pájaros,
llevarme otros.

Entonces intento
dividir también la luz
dejar un poco acá
y llevarme otro poco a viajar.

Entonces intento dividir la risa
en dos mitades iguales,
dividir el tiempo
en dos mitades iguales,
dividir mi día en dos
y darte a elegir una mitad

y después despedirte
y volver cada tanto
a saltear el tapial
para escuchar
como canta tu corazón
al otro lado de todo.


Foto / Poesía por Cande








5 de noviembre de 2014

Jalowin o el revés de la calabaza


























Los pibes están
festejando jalowin.
Lo aprendieron en la tele
mientras sus madres
hervían una calabaza para la cena.
Los pibes van al cine
y piden palomitas de maiz
porque lo aprendieron en la tele
mientras sus madres
cocinaban polenta para la cena.
Los pibes están repitiendo
lo que sale de una pantalla
mientras sus madres
que se sienten cocineras natas
fregadoras natas
preparan un plato vacío
un silencio feroz
que no saben cómo comer
cómo tapar,
junto a sus hijos
que reclaman sueños
de otras latitudes.



Foto / Poesía por Cande



Liberté


























Tuve un intersticio sagrado
en el que detener el tiempo
y filtrarme y correrme
y desdibujar el círculo viciado.
Tuve un poco de luz entre las manos
entonces detuve la marcha
y miré alrededor.
Los amigos tienen sus cabezas
bajo tierra
como un avestruz.
Los amigos no pueden mirar el sol
ni pensar
ni tener un intersticio en la realidad
para ir y venir por calles o ideas.
Los amigos como tantos otros
están siendo explotados en oficinas y fábricas
en cajas de supermercados
o construyendo ladrillo a ladrillo una casa que no habitarán.
Yo tuve y agradezco
un intersticio sagrado
para mirar alrededor
y calzarme la palabra libertad
y sentirme sola
porque era un lugar deshabitado prohibido
porque ni mis amigos ni tantos otros y otras
pueden elegir casi nada
o nada
porque no pueden pensar en que la libertad
puede ser algo más que una palabra.
Yo anduve en mi libertad anduve sola
y quise llamar a mis amigos
pero ellos estaban sin poder pensar
sin poder sentir.
Yo quise sacar sus cabezas
que estaban bajo tierra
para que les dé el sol
para poder pensar juntos otro mundo.
Pero mis amigos como tantos otros y otras
tenían que comer y dormir
y levantarse temprano
a tallar la libertad ajena.


Foto / Poesía por Cande





3 de noviembre de 2014

Respuestas finales / muñecas prolijas


















Caen las últimas gotas
de la última lluvia
de este año que se va.
Abro la ventana
para encontrar todas las imágenes
amontonadas en la mirada.
Camino desnuda y sin peso
sin necesidad
de dar explicaciones
ni al más cuerdo ni al más loco.
Cruzan el balconcito minúsculo
algunos pájaros
algunos silencios
algunos huecos de realidad
por los que bajo y vuelvo a trepar.
Caen las últimas señales
del tiempo entendido como
tantos días
como paquetito de días y noches que se escurren.
Abro la ventana para encontrar
todas las respuestas
que fui acomodando en estantes
como bellas muñecas de porcelana
que fueron ganando su lugar
en tardes sin paraguas
en noches sin revés.
Camino despacito
en el filo de la luna
en la ventana que da al frío
en la ventana que da a unos pájaros,
mientras las muñecas miran
y me sonríen satisfechas
y las alimento una a una
con las gotas de esta lluvia que se va.



Poesía por Candelita
Foto: web




ESPEJO LUNA LUNA ESPEJO































Hablo hablo hablan hablan
hablamos de
qué es
el afuera
qué es
el adentro
de
donde donde
estamos
de
qué es
qué es todo esto.
Sueño atravesado
por el latido de toda mi especie.
Realidad partida a pedazos
pequeños espejos cayendo
entre toda la sangre.
Hablo hablo hablo
desangrándome
y te escucho
ir y venir
por pequeños espejos
por los dientes ocultos
por las sonrisas de nuestro niños
las sonrisas dormidas
cayendo
cayendo
en pedacitos
entre escombros de espejos
hablo
entre escombros de patria
te escucho.
Hablan hablan
de
lo que dejamos
de
lo que se viene
de un país partido en pedacitos
de espejos sin sonrisas
de las dos caras agrias de este sueño
hablo hablo
de las dos caras sangrantes de esta luna.

Foto / Poesía por Cande


1 de noviembre de 2014

Formas de un poema naciendo

























El poema que al concluir

se lleve todo en su viento.

Y nos deje preguntas


sólo preguntas.


____________________________________

































Pido reir.
Expandir el límite de nuestro entendimiento.
Pido volar.
Acurrucada en los límites de mi piel
pido volar.



Foto / Poesía por Cande







Hombre Nombre
























No está mi alma

tan ciega 

tan enferma.

No cosí por casualidad


tu nombre

en mi vestido de hojas.




Foto / poesía: Cande



versión


























Doy un paso
entre vos y la nada
y todo parece
un día nublado
hilos de una misma cosa indescifrable
una serpiente de agua
que se enrosca en tu cuello
en mi cuello.

Doy un paso
y a veces entrás o salís
desde la nada hacia la nada
desde las nubes hacia las nubes.
A veces sos
más esto o
más aquello.

A veces
voy la nada y yo
estamos
demasiado distraídos
como para entender los límites
como para ver más allá
de lo que somos
y a la vez
seguir respirando
seguir comiendo una manzana
mientras bombardean
palestina
o nuestros corazones
con armas o palabras.

Doy un paso
y a veces
llego a vos,
entonces entiendo que no hay nada ahí,
que lo vacío y lo completo
son ilusiones,
que mientras creo haber llegado
vos ya estás lejos,
comiendo tu manzana en un rincón del mundo.

Entonces creo
que para llegar yo misma
hasta mí misma
tal vez deba antes
dejarme atravesar por otro,
aunque a veces no entienda,
aunque todo el dolor del otro
parezca mi dolor.

Tal vez deba antes
dejarme interrumpir por otro
estaquearme
bombardearme y aturdirme por otro
y dejarme invadir o llenar,
o celebrar dentro de mi cuerpo
una fiesta que no es mía.

Y sólo así,
y sólo después,
lograr quedarme lejos.

Y sólo así dar un paso
para quedarme
donde me corresponda,



Poesía: Cande
Foto: Melisa Rodriguez



DesPertar Es

El límite de tu ser. Ahí donde está todo resuelto o todo prohibido o todo intentado. Ahí donde está tu fuerza tu última juga...