PATRIA




¿Quiénes sangran dentro de mí?
¿Qué hicieron ellos,
qué intentaron,
qué soñaron?
Si al fin de cuentas parece que
todo el juego se trata
de ganar o perder,
porque así crecimos
porque eso nos enseñaron
¿Quién sangra dentro de mí?
¿Quién gana quién pierde
dentro de mí?
¿Cómo ocurrió
que nos acostumbraron
a
reducir nuestras ideas
hasta que puedan caber en
un papelito
en un mensajito
en un cofrecito del tamaño de una mano?
¿Cómo ocurrió
que
nos recortaron las palabras,
qué nos señalaron
caminos arbitrarios
dentro del maravilloso pensamiento?
¿Por qué ganar o perder?
¿Por qué matar en nombre de dios?
¿Por qué salvar apenas una bandera
en un mundo ensangrentado?
¿Por qué nos acostumbraron
silenciosamente
a leyes sutiles
carnívoras
venenosas
donde respira el monstruo llamado capitalismo?
¿Por qué permitimos
que nos dijeran
cómo pensar
qué leer
qué decir?
¿Por qué dejamos
que nos enfrenten entre nosotros?
¿Quién gana
quién pierde
quiénes lloran dentro de la piel?
¿Qué heredamos de los que sangran aún
en nuestra memoria?
¿Por qué confundimos revolución
con estampar a alguien en una remera
e idolatrarlo?
¿Por qué no nos enseñaron a pensar
a criticar
a decidir
a dudar
a trascender la imagen
los discursos
el decorado
y quedarnos unidos entre nosotros
como hermanos?
¿Quién gana
quién pierde
en un mundo que extingue sus recursos
a la velocidad de la luz?
Si los que defienden “causas sociales”
pasan por la calle sin saludarte,
si no tenés idea
ni del nombre de tu vecino
ni de sus sueños
ni de su vida.
Si se bastardeó la palabra amor,
si amar al prójimo
es amar al grupo que piensa como vos
que vive como vos
que se viste como vos
que habla como vos.
¿Qué es la patria
sino un espejo?
Un gran espejo
que nos muestra a todos y a cada uno.
Un espejo de luchas invisibles
pero también de corrupción,
de cambiar el celular cada seis meses,
de docentes que se entregan en cuerpo y alma
de revoluciones que
no logran ni
traspasar un papel,
de éxodo
de medios de comunicación
que comunican la mentira
de personas que reparten el diario con amor
aunque dentro de ese diario
no haya nada
nada
nada
de amor.
¿Quién se hace cargo de esta patria
más allá de su ombligo?
¿Qué cosa etérea
informe
inasible
es la patria?
¿O es sólo una palabra carcomida?
¿O es un gran pozo
donde algunos siembran flores
y otros vomitan?
¿Quién gana si gana quien?
¿Quién pierde si perdemos?
Si
NOS
perdemos.
Si por descuido
dejamos de encontrarnos
de ayudarnos
de abrazarnos
de calmarnos
de cantar
de escribir
de soñar.


cande)

Comentarios

Entradas populares de este blog

El aparecido

Big bang

Rapsodia constante