..
















El río me dijo:
estamos de paso.

A veces somos tan tontos tan tontos tan tontos
que nos demoramos
distraemos
perdemos
en mirar las esporas que atraviesan
el aire azul.

Somos hormigas,
te dije,
un pequeño ritmo
en los dedos de algún dios.

A veces somos tan luz
tan fuego,
amapolas bailando
en la cueva del tiempo.

Todos nacemos
con un relojito entre las manos.
y sí,
éste es mi tiempo
mi posibilidad
mi reino
mi diminuto laberinto
que late entre dos flores.

A veces somos
tan sabios
que todo se vuelve SÍ
se vuelve paz.

Canto descalza
en el patio
lleno de mariposas
que reclaman ser miradas,
y me cuentan
que viven apenas
unos días,
y que nacen con
un reloj diminuto entre las alas.


Cande) 2016

Comentarios

Entradas populares de este blog

El aparecido

Big bang

AVISO