Aprendizajes





















El amor incondicional
lo aprendí de mi vieja,
la eternidad
la aprendí con una cámara de fotos,
los mundos paralelos
los conocí leyendo,
la paciencia
la aprendí teniendo gatos,
el compartir
lo aprendí de una amiga
que me invitó a comer
cuando se estaba quedando sin dinero,
la sonrisa
la aprendí de los niños,
el infinito
lo conocí en una mancha de humedad,
la poesía
la aprendí de la lluvia,
las matemáticas
las aprendí contando escalones de escaleras
y baldosas rotas,
la geografía la aprendí
quedándome cuando me quise ir,
la libertad
la aprendí andando en bicicleta,
la esperanza
la aprendí de la hiedra que emerge
desde abajo del muro en ruinas,
que todo pasa y que cada día promete algo nuevo
lo aprendí de mi abuela: "a dormir que mañana será otro día".
la aventura la aprendí trepando a un árbol y leyendo historietas,
el silencio lo aprendí de grande, cuando aprendí a meditar,
la magia
la aprendí en un sueño.
Ahora intento desaprender la rabia y el desamor
que aún hacen de las suyas
cada vez que me distraigo.




Texto y Fotografía por Cande.



Comentarios

Entradas populares de este blog

El aparecido

Big bang

Rapsodia constante