El árbol perdido
























Tal vez mi mundo pueda ser una plaza.
Y entre los árboles esté todo.
Esté jugar y esté reir.
Y esté salvar un árbol mientras me salvo a mí misma.
Tal vez mi mundo sea esto
estos personajes de circo que acabo de conocer
y en la plaza esté todo y entren todos
y se pueda respirar comer vivir.
Tal vez en esta plaza esté lo que necesitamos
y crucemos un espejo y nos parezcamos tanto
y podamos dormir en una plaza
y pueda cantar por dentro
mientras canto con ustedes
aunque el cuerpo esté cansado
aunque mañana haya que abrir los ojos
y despertar dentro de este sueño al revés
en el abrazo de los otros
entre los árboles que quedan
en los espacios donde otro árbol se sueña
y espera nacer.
Tal vez podamos ir y venir en esta plaza
salvando
salvándonos
desde el amor hacia el amor
desde los árboles hacia el aire
donde nuestras raíces se mezclan
se cuidan
y se alimentan.








Comentarios

Entradas populares de este blog

El aparecido

Big bang

Rapsodia constante