Caricatura






















a Marti Falkenberg



Pequeña hermana
pequeña mujer-duende
pequeño sol.
Gracias por mostrarme
el camino del guerrero,
gracias por animarte
a decirme siempre
la verdad
y sin herirme,
gracias por ser sincera
guerrera
hermana
mujer-hormiga,
gracias
por decirme la verdad
con tu voz chillona
y sin herirme
y sin juzgarme.
Mujer-árbol
no son tan grandes
los obstáculos
sólo así parece,
no son tan grandes los miedos
ni las preguntas,
es sólo tu costumbre
de dibujar el mundo
de manera exagerada,
es sólo tu hermosa costumbre
de aumentar el tamaño de nuestras narices
y nuestros ojos
y nuestras manos.
Pero vamos,
querida hermana,
date el silencio necesario,
que yo te amo con mi pequeña vida trastabillada,
y no es tan grande la pena,
sólo parece.


Foto / Poesía por Cande
Modelo dibujante; Martina Falkernberg


Comentarios

Entradas populares de este blog

El aparecido

Big bang

AVISO