Mímesis

Imito la sombra.
Caigo de movimiento en movimiento.
Desconozco la profundidad
de las cosas dichas al pasar,
desconozco lo que finge ser etéreo
pero aguijonea con certeza.
Imito la luz.
Sobrevuelo la ciudad
con gesto raptor
aunque nada queda.
Ninguna impresión.
Ningún filamento se adhiere a mí
con la pasión que exijo.
Duermo.
Para despertar en un lugar que me recuerda.
Ahí los trazos de vida.
Las manzanas apenas mordidas.
Imito el vaivén de los relojes,
separo
pasado de
futuro
para vislumbrar esto que ahora soy.
Este ritmo incompleto
de campanas que golpean contra el mar,
este grito adormecido.
Alguien lee?
No lo sé.
Entrego mis migajas creyendo compartir.
Segura estoy
de permanecer en búsqueda silenciosa,
mascando uvas
o cruzando un puente que se cae
entre nubes con forma de.




Comentarios

Entradas populares de este blog

El aparecido

Big bang

AVISO