Canción comunicada o las flores del lenguaje

















Antes que Eros
y antes que el sol
antes de arrojar la primer piedra
y oir su sonido.
Antes que el primer cielo
escribí estas palabras.
Yo aún no sabía existir
no tenía ni piel ni corazón.
Y escribí con lo anterior a mí
con lo anterior a mi boca
con lo anterior a mi sangre.
Escribí siendo invisible,
acerqué algunas palabras entre sí.
Ellas viajaron tiempo adentro
hasta el bosque en el que se nace.
Cuando comiste de mis palabras
ya eran viejas
ya habían andado y desandado el amor
y sólo por jugar asintieron responderte
clavaron en tu cuerpo la palabra mayor,
como una bandera
que lleva en sí todo lo dicho
todos estos siglos de decir.
Y todos pensamos que era el fin.
Que algo se engendra en este tiempo
para comunicarnos en el tiempo que vendrá.
Que algo como unas señas imprecisas
indescifrables todavía
podrán dictar a futuro
lo que tengamos que decirnos
podrán salvar o destruir
podrán crecer
como crecen flores entre piedras abandonadas
como crece luz como por error
entre cosas que ya no son.




FOTO / POESÍA Candelaria Rivero


Comentarios

Entradas populares de este blog

El aparecido

Big bang

AVISO