Dónde el mar.
Dónde dios.
Dónde la insoportable levedad
de no ser
o ser, de espaldas a este mundo.




Comentarios

Entradas populares de este blog

El aparecido

Big bang

Rapsodia constante