Jalowin o el revés de la calabaza


























Los pibes están
festejando jalowin.
Lo aprendieron en la tele
mientras sus madres
hervían una calabaza para la cena.
Los pibes van al cine
y piden palomitas de maiz
porque lo aprendieron en la tele
mientras sus madres
cocinaban polenta para la cena.
Los pibes están repitiendo
lo que sale de una pantalla
mientras sus madres
que se sienten cocineras natas
fregadoras natas
preparan un plato vacío
un silencio feroz
que no saben cómo comer
cómo tapar,
junto a sus hijos
que reclaman sueños
de otras latitudes.



Foto / Poesía por Cande



Comentarios

Entradas populares de este blog

El aparecido

Big bang

AVISO