versión


























Doy un paso
entre vos y la nada
y todo parece
un día nublado
hilos de una misma cosa indescifrable
una serpiente de agua
que se enrosca en tu cuello
en mi cuello.

Doy un paso
y a veces entrás o salís
desde la nada hacia la nada
desde las nubes hacia las nubes.
A veces sos
más esto o
más aquello.

A veces
voy la nada y yo
estamos
demasiado distraídos
como para entender los límites
como para ver más allá
de lo que somos
y a la vez
seguir respirando
seguir comiendo una manzana
mientras bombardean
palestina
o nuestros corazones
con armas o palabras.

Doy un paso
y a veces
llego a vos,
entonces entiendo que no hay nada ahí,
que lo vacío y lo completo
son ilusiones,
que mientras creo haber llegado
vos ya estás lejos,
comiendo tu manzana en un rincón del mundo.

Entonces creo
que para llegar yo misma
hasta mí misma
tal vez deba antes
dejarme atravesar por otro,
aunque a veces no entienda,
aunque todo el dolor del otro
parezca mi dolor.

Tal vez deba antes
dejarme interrumpir por otro
estaquearme
bombardearme y aturdirme por otro
y dejarme invadir o llenar,
o celebrar dentro de mi cuerpo
una fiesta que no es mía.

Y sólo así,
y sólo después,
lograr quedarme lejos.

Y sólo así dar un paso
para quedarme
donde me corresponda,



Poesía: Cande
Foto: Melisa Rodriguez



Comentarios

Entradas populares de este blog

El aparecido

Big bang

Rapsodia constante