Primavera out
















Fin del oscuro encantamiento.
Ahora tengo que mirar en el agua,
intentar volverme una en el reflejo.
Empezar por los dedos, las uñas
las pestañas la sed
a redescubrirme
a escuchar quién soy,
quien soy para mí.
A mirar cómo cae la luz
en el hueco entre mis dedos
entre un silencio y otro.
A mirar cómo rebota el corazón
entre formas desconocidas
entre bocas hambrientas.
A defender el brote de hierba
que me sale de los ojos.
A buscarte
percibirte
reclamarte en el viento
aunque parezca que no es necesario.
Así, el amor
como territorio donde preservar lo puro,
como estrella señalada por invisibles pájaros.


Poesía / Foto por Candelita


Comentarios

Entradas populares de este blog

El aparecido

Big bang

AVISO