Limpieza de hígado y corazón




























El hígado nos regula.
El pasado nos regula.
El ego nos regula.
El miedo nos regula.
El juicio nos regula.
Por eso
salva tu hígado y
sólo habrá presente.
El resto de cosas quedará fuera
porque no pertenecen a la vida,
no pertenecen a la verdadero.
Por eso,
por ridículo que suene,
salva tu hígado
y salvarás el amor.



Foto / Poesía por Candelita


Comentarios

Entradas populares de este blog

El aparecido

Big bang

AVISO