14 de septiembre de 2014

Limpieza de hígado y corazón




























El hígado nos regula.
El pasado nos regula.
El ego nos regula.
El miedo nos regula.
El juicio nos regula.
Por eso
salva tu hígado y
sólo habrá presente.
El resto de cosas quedará fuera
porque no pertenecen a la vida,
no pertenecen a la verdadero.
Por eso,
por ridículo que suene,
salva tu hígado
y salvarás el amor.



Foto / Poesía por Candelita


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios, sugerencias, críticas constructivas, saludos...

Poemario "Los árboles azules" 2007

Corrés en lo alto para ver la flor el muro prohibido los diamantes sucios que acumuló el sueño y a la vez el tiempo es un grito ...