Poema destruido o indicios de un apocalipsis inminente























Me horroriza
la manera en que
apilamos ego sobre ego
como una montañita de arena
que se empeña en alcanzar las nubes.

Pero si
estamos hechos de la misma materia,
pero si
un beso de los astros
nos dio vida.

Pregunto horrorizada:
para qué untar la piel con una bandera
con un nombre
con una forma fija.
Para qué la crucificación cotidiana,
constante,
de unos contra otros,
nombre contra nombre.

Para qué señalar en lo alto
la idea de la verdad si
la verdad no es una idea,
si ella es todo lo que hay
y no necesito señalarse,
si ella sabe muy bien completarse a sí misma.

Alguien canta una canción
para tapar el sonido de la guerra.

Algo habita
en ese lugar
que dejamos libre
que dejamos desierto
que dejamos morir.

Algo crece sin nosotros.

Yo empuño horrorizada
un arma que se vuelve poema
y miro el estampido de la tinta-sangre
sobre el fin de mi especie.



Foto y poesía por Cande Rivero




Comentarios

Entradas populares de este blog

El aparecido

Big bang

AVISO