Todo en uno





















Abro mis manos.
Recibo las flores.
Recibo el amor.
Tengo un sólo vestido
una sola piel
donde entra toda mi alegría.
Abro un camino
para mis pasos
donde entran todas las flores
todo el amor.
Abro mi piel
mi vestido con flores
con un grito final
y me desnudo por última vez
para renacer en mi alegría
en el valle del silencio.
Abro los ojos
y es hermoso sentir
que en cada cosa que miro
entran todas las flores
todo el amor
toda la piel
toda mi alegría.



Foto / Poesía por Cande Rivero




Comentarios

  1. Hermoso Cande... Y ese puente entre las margaritas silvestres... Cuánto. Gracias. ¡Y feliz primavera!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comentarios, sugerencias, críticas constructivas, saludos...

Entradas populares de este blog

El aparecido

Big bang

Rapsodia constante